Piratería en alta mar repunta con nuevos ataques