04 - 12 - 2016

    Empresas de alquiler de vehículos familiares ofrecen variaciones considerables de precio

    vehiculo-familiar

    A la hora de encontrar el coche adecuado para la familia es fundamental comparar las ofertas que ofrecen las diferentes empresas de alquiler ya que, dependiendo de la misma, se pueden producir variaciones considerables en el precio, como ocurre con las diferentes tarifas aplicadas a extras como las sillitas de bebé y de niños.

    Las furgonetas y monovolúmenes con ocho o más asientos son los ideales para las familias, gracias a su gran capacidad de almacenamiento para maletas y demás enseres.

    Debido a la menor oferta que hay de este tipo de vehículos, “recomendamos alquilar con antelación ya que, si se hace en el último momento, se corre el peligro de que uno se tenga que conformar con lo que queda”, destaca la directora de Operaciones de Happycar, Anna Lena Mibach.

    Hay que tener en cuenta que, a pesar de que el vehículo cuente con el número necesario de asientos, puede darse la situación de que el reducido tamaño de su maletero no permita transportar todo lo necesario. Por ello, en primer lugar, se recomienda consultar el tipo de coche que se utiliza en el día a día y alquilar uno parecido para que no haya sorpresas de última hora.

    Lo aconsejable es optar por vehículos de clase media en caso de tener un hijo que no necesite un sistema de retención infantil y se lleven más de dos maletas grandes. Si se tienen dos hijos y uno de ellos necesita silla de bebé o infantil, la opción ideal pasa por los combi o minivan. Por último, si se tienen tres o más hijos y se necesita más de una silla infantil, lo mejor es buscar coches con siete o más plazas.

    Un aspecto fundamental a tener en cuenta son los sistemas de retención infantil. Si se decide no llevar la silla de bebé o infantil al destino desde casa, debe considerarse que, dependiendo del proveedor de coche de alquiler y de la ciudad, estos dispositivos se pueden adquirir por un precio fijo, sin importar el número de días del alquiler y por los que las empresas cobran hasta los 75 euros, o por un precio por día que tiene en cuenta las jornadas de alquiler.

    Este último puede variar entre los 10 euros y los 16 euros por día, llegándose a cobrar un máximo de 100 euros por reserva.

    Observando la media de precios por este extra en las principales ciudades turísticas europeas, dependiendo del proveedor de coche de alquiler, se vislumbran diferencias del 110% en el caso de dispositivos para bebés y del 83% en lo que corresponde a los destinados a niños.

    De ahí, la importancia de comparar las diferentes ofertas disponibles. Englobando los dos tipos de sistemas de retención, la media de los precios por día se sitúa en 13,75 euros, mientras que los fijos se elevan a 41,45 euros.

    El Estudio Fintonic 2015 “Car Rental” muestra que el gasto medio en alquiler de vehículos registró un crecimiento de un 6,6% la pasada temporada vacacional con respecto al mismo periodo de 2014, pasando de 231,2 euros de media a 246,5 euros.

    ¡Comparte!

    • Facebook
    • Twitter
    • Google Plus
    • LinkedIn
    • Email

    Silversea lleva a cabo la mayor renovación de su flota

    Tráfico de pasajeros en aeropuertos OMA crece un 11,1% en julio