20 - 09 - 2018

    ASTIC y CETM hacen frente común contra las políticas de transporte de Catalunya

    La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC) y la Confederación Española de Mercancías (CETM) hicieron ayer frente común contra las políticas de transporte que desarrolla la Generalitat de Catalunya y emitieron un comunicado conjunto en el que critican duramente el apoyo del conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, a la aplicación de la Euroviñeta.
    Ambas organizaciones aprovechaban, además, el comunicado para recordar su oposición a la autorización para la circulación de camiones de 44 toneladas, prueba piloto aprobada por la Generalitat y que entró en vigor el pasado día 1 de enero.
    Según ASTIC y CETM, “el transporte de mercancías por carretera necesita un marco normativo y fiscal que garantice la unidad de mercado, evitando las distorsiones de competencia que generan experimentos como la reciente implantación de las 44 toneladas en Catalunya o las muy variadas modalidades de aplicación del céntimo sanitario en numerosas comunidades autónomas, a lo cual se suma ahora la inquietud por el posible avance de propuestas como la realizada por el consejero acerca de cobrar por el uso de infraestructuras”, a pesar de que el apoyo del Govern catalán a la Euroviñeta no es nuevo, ya que el Ejecutivo de Artur Mas ya lo expresó en su anterior legislatura.
    Según ambas asociaciones, “la aplicación de la Euroviñeta comportaría efectos perjudiciales inmediatos en la competitividad de la economía española, al encarecer el precio de todos los productos innecesariamente y dificultar las exportaciones”.
    Por otro lado, consideran que “se trata de una medida que tendría consecuencias inflacionistas, afectando negativamente al consumidor final reduciendo aún más su poder adquisitivo, lo cual lastraría el consumo, factor clave para poder salir de la crisis”.
    CETM y ASTIC muestran su sorpresa por lo que consideran una contradicción del conseller al querer “solucionar el desequilibrio de que en Catalunya el 50% de las carreteras sean de pago frente a un 20% en el conjunto de España”. “Lo lógico, en nuestra opinión, sería todo lo contrario, es decir eliminar peajes en lugar de extenderlos”, añaden.
    Y critican que el transporte sea “uno de los sectores de actividad que mayores cargas fiscales y sociales soporta, por lo que la aplicación de nuevos impuestos sobre esta actividad sería además una grave injusticia”.
    Por último, abogan por “un trato equilibrado que facilite al sector del transporte por carretera continuar prestando a la sociedad española y europea un servicio de calidad, flexible, puntual y sostenible”.

     

    El AVE Girona-Figueres transporta casi 90.000 viajeros en su primer mes en servicio

    Aecoc se muestra favorable con la implantación de soluciones que fomenten nuevas capacidades de carga

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.