24 - 11 - 2017

    La Generalitat devuelve alrededor de 13 millones de euros a transportistas por el céntimo sanitario

    La Generalitat ha devuelto cerca de 13 millones de euros a los transportistas que repostaron en la Comunitat Valenciana durante 2012, tras reintegrarles el llamado céntimo sanitario recaudado por la Conselleria de Hacienda y Administración Pública durante ese año.


    Según ha informado el Consell en un comunicado, una vez descontado este importe, la Generalitat ha recaudado alrededor de 103,9 millones de euros durante 2012 por el tramo autonómico del impuesto sobre hidrocarburos.

    La devolución del céntimo sanitario a los profesionales del transporte se introdujo en el Decreto Ley 1/2012 de 5 de enero del Consell de medidas urgentes par la reducción del déficit en la Comunitat, el cual fijó, además, el tipo autonómico del impuesto sobre hidrocarburos para el gasóleo en 4,8 céntimos por litro.

    Hasta la aprobación del citado Decreto Ley, los profesionales del transporte pagaban 2,4 céntimos/litro por el gasóleo de uso profesional en la Comunitat, tipo de gravamen que era el general aplicable hasta ese momento al gasóleo para automoción (Gasóleo A),y, a partir de 2012, a pesar del nuevo tipo para el gasóleo, no pagan nada, ya que se les devuelven los 4,8 céntimos/litro.

    La nueva legislación establece que la totalidad de este impuesto sobre el carburante, que se destinaba a los gastos sanitarios en la Comunitat, sea devuelto íntegramente en el tramo autonómico. La Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat de este año, contempla que la devolución del céntimo sanitario a los colectivos beneficiados se mantenga también durante 2013.

    Se devuelve el céntimo sanitario a todas las empresas de transporte que hayan repostado en la Comunitat, con independencia de su origen geográfico empresarial, a diferencia de alguna otra Comunidad Autónoma que sólo prevé ayudas por este concepto para los transportistas radicados en su territorio.

    La medida beneficia a los vehículos de motor y conjuntos de vehículos acoplados destinados exclusivamente al transporte de mercancías por carretera (con peso máximo autorizado igual o superior a 7,5 toneladas); a los vehículos de motor destinados al transporte de pasajeros, regular u ocasional, para más de 8 pasajeros y, por último, a los taxis.

    La devolución de este impuesto de hidrocarburos a los profesionales del transporte se ha realizado sin exceder los límites previstos, situados en 50.000 litros por vehículo y año para vehículos de transporte, y en 5.000 litros por año en el caso de los taxis.

    Para solicitarla, los transportistas han tenido que inscribirse en el censo de usuarios del gasóleo profesional y de vehículos destinados a transporte, además de haber pagado con tarjeta de transporte profesional en las estaciones de servicio o demostrar los suministros, en el caso de que se hayan realizado en instalaciones propias (surtidores de empresa).

     

    Fomento abre al tráfico el subtramo Cudillero – Lamuño de la autovía del Cantábrico (A-8)

    Las empresas de transporte españolas se “rumanizan”, según Fenadismer

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.