23 - 05 - 2018

    Los cruceros de lujo a los polos se han disparado

    cruceros de lujo a los polos

    El cambio climático es un hecho. El cambio en las estaciones, el incremento de desastres naturales provocados por lluvias descontroladas, fuerte granizo o vientos tempestuosos, dejan clara esta realidad. El calentamiento global también está cambiando la geografía en las zonas más frías del planeta. Por eso, los turistas que contratan cruceros de lujo a los polos se han disparado.

    Quieren ser testigos presenciales de su existencia antes de que desaparezcan o de que cambien tanto que sean irreconocibles. Las cifras nos hablan de que hace dos décadas, en el periodo de 1991 a 1992, 6.400 personas hicieron turismo en el Polo Norte.

    El pasado año la cifra había llegado a 44.300 personas en el periodo 2016-2017. Esto quiere decir que cada vez más son los que están dispuestos a pagar pasajes que rondan entre los 10.000 y los 80.000 dólares para disfrutar del espectáculo con todo el lujo y confort que ofrece el estar a bordo de un buque.

    Aunque la mayoría de los que demandan este tipo de viajes son personas realmente concienciadas con el medioambiente, son muchos los detractores de este tipo de visitas. Aseguran que esto puede afectar negativamente al entorno. Tienen miedo a que algunos tipos de organismos pudiesen llegar a la zona y alterar la fauna. También temen un posible desastre ecológico si ocurriese un desafortunado accidente.

    Avilés, un reciente destino turístico para los cruceros

    Tráfico de camiones aumenta un 5% en el Eurotunnel en febrero