03 - 12 - 2016

    Normativa sobre sistemas de retención infantil varía entre países europeos

    retencion-infantil-coche

    La normativa sobre el uso de los sistemas de retención infantil varía entre los diferentes países de la Unión Europea y en el resto del mundo y, por eso, es imprescindible tenerla en cuenta cuando se prevé viajar a otros países con pasajeros menores.

    Por ejemplo, el uso de sillas de bebés e infantiles, así como el de cojines elevadores, es obligatorio en toda España hasta que los niños alcancen una altura de 1,35 metros. Como indican desde la Dirección General de Tráfico (DGT), los sistemas de retención infantil reducen en un 75% los fallecimientos y en un 90% las lesiones de los más pequeños de la casa.

    Por regla general, se recomienda el contrato de un seguro a todo riesgo con devolución de fianza. En el caso de que se viaje a un destino en el que el estado de las carreteras no sea el ideal, es aconsejable prestar atención a la cobertura de cristales, neumáticos y bajos del vehículo.

    El uso que se va a dar al coche de alquiler influye también en la selección o no de un conductor adicional o en la política de kilometraje. En este sentido, como destaca Anna Lena Mibach, de Happycar, “en muchos casos sólo se usa el coche de alquiler para trasladarse del aeropuerto al hotel y viceversa, así que no se conducen más de 500 kilómetros”, por lo que, en ocasiones, no haría falta contratar un vehículo con kilometraje ilimitado.

    Por último, en lo que corresponde a la política de repostaje, Mibach aconseja “siempre repostar por nuestra cuenta. La opción lleno-lleno es claramente la más barata”.

    Además, hacer trayectos por la noche es la mejor opción cuando se viaja con niños, según aconseja Goldcar para hacer los desplazamientos más agradables y evitar a los padres estrés y tensiones.

    ¡Comparte!

    • Facebook
    • Twitter
    • Google Plus
    • LinkedIn
    • Email

    Ferrol recibe más de 2.500 turistas en cruceros durante tres días

    Vuelos low-cost ocupan el 49% del tráfico aéreo en España