22 - 11 - 2017

    Inquietud sobre los informes de delitos en cruceros

    Inquietud sobre los informes de delitos en cruceros

    La industria de los cruceros y las agencias federales de Estados Unidos han implementado ya 11 de 15 las quince medidas de seguridad a bordo de cruceros, conocidas por sus siglas en inglés CVSSA.

    Algunas de las disposiciones de esta normativa requieren todavía de desarrollo de legislación complementaria, en concreto las relativas a: tecnologías para la detección de personas caídas al agua, mantenimiento de un sistema de vídeo vigilancia para documentar los delitos que puedan cometerse en los buques y transmisión de comunicaciones a cualquiera que se encuentre en aguas circundantes.

    Desde el pasado mes de diciembre se están aplicando ya las normas de la CVSSA relativas a la preservación de la escena del crimen por parte del personal de las líneas de cruceros, aunque estas normas están siendo sometidas a revisión por parte del Departamento de Transporte.

    Debido a la nueva normativa que recoge los requisitos de reporte de delitos previstos en la CVSSA, las líneas de cruceros publican en una página internet los delitos denunciados dentro de sus barcos que ya no están bajo investigación. Sin embargo, algunas compañías de cruceros han identificado algunas limitaciones en la utilidad de los datos comunicados públicamente. Específicamente, que las denuncias sobre las que no se abrieron investigaciones nunca se publican y que, debido a la duración de un proceso judicial penal, los datos publicados no son útiles ya que pueden ser publicados meses o años después de que el presunto delito ocurriera. Se ha destacado además que los datos sobre los que se informa no se ponen en contexto, lo que no permite al público tener toda la información necesaria para comparar y tomar decisiones.

    A pesar de existir posibles deficiencias en la normativa, algunas líneas de cruceros ya están haciendo esfuerzos para mejorar los datos sobre delitos denunciados. En agosto de 2013, varias líneas de cruceros comenzaron a revelar voluntariamente en sus web datos sobre la delincuencia en sus buques. Asimismo, en julio de 2013, se introdujo una legislación para enmendar la CVSSA para revisar y ampliar los requisitos de reporte de la delincuencia, entre otros artículos.

    A raíz del accidente del Costa Concordia, la industria de cruceros y la Guardia Costera tomaron acciones para mejorar la seguridad de los pasajeros. La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) estableció una serie de políticas relacionadas con la seguridad en 2012. La Organización Marítima Internacional también ha adoptado un reglamento que, a partir de enero de 2015, requerirá a los pasajeros a participar en un ejercicio de seguridad y evacuación antes o inmediatamente después de zarpar el buque.

    Los aeropuertos contarán con un modelo para coordinar franjas horarias

    EMT de Madrid registró 404,1 millones de viajeros en 2013

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.