11 - 12 - 2017

    Espacios cardioprotegidos en el sector transporte

    nuño-azcona-b-safe-cardioproteccion

    Para Nuño Azcona, Director General de B+Safe, el sector del transporte no puede ser ajeno a desafíos que ofrece la sociedad actual. Uno de los principales marcos de evolución es lo relativo a tecnologías vinculadas a la salud y seguridad de nuestro entorno.

    Un ejemplo emergente es la creación de espacios cardioprotegidos conectados, lugares donde en caso de parada cardíaca se puede responder de forma rápida y eficiente para evitar secuelas irreversibles e incluso la muerte. En España se producen más de 30.000 fallecimientos por parada cardíaca al año fuera del ámbito hospitalario.

    La legislación española no es uniforme, sino que deja en manos de las Comunidades Autónomas el desarrollo normativo y la obligatoriedad de contar con desfibriladores en determinados espacios públicos y privados, como las estaciones de viajeros y los medios de transporte. País Vasco, Cataluña, Andalucía, Canarias y Asturias han sido las primeras es regular su aplicación, pero todavía queda mucho por hacer. Otro tanto ocurre en el ámbito privado, donde destacan ya numerosas iniciativas con las que las empresas quieren ofrecer un plus de calidad y servicio a sus trabajadores y clientes.

    “A través de sus valores corporativos, las empresas referentes en el transporte de viajeros incorporan innovaciones de seguridad en distintos ámbitos, y la salud cardiovascular es uno de los más importantes. Con la incorporación de Desfibriladores Semiautomáticos DESA en estaciones y vehículos pueden cardioproteger con las máximas garantías a millones de usuarios y ampliar la prevención en salud cardiovascular a gasolineras, áreas de servicio y, por supuesto, a las carreteras españolas, haciendo que estas sean más seguras”, explica Azcona.

    En este sentido, el director General de B+Safe destaca el ejemplo de Alsa como referente de empresa de transporte de viajeros cardioprotegida en España y en Europa, que ha instalado hasta la fecha en sus vehículos, estaciones y oficinas 35 desfibriladores DOC®, (Desfibrilador Operacional Conectado), para atender a más de 450.000 viajeros. Un proyecto, llevado a cabo con B+Safe, que se completa con la formación de un total de 330 empleados en toda España de distintos perfiles entre conductores, personal de atención al cliente en estaciones y personal de oficina.

    El DOC® incorpora tele-asistencia, geolocalización, conectados a través de un sistema de comunicación y asistencia 24 horas. Esta solución móvil para autobuses se presenta en un maletín que garantiza la integridad del aparato conectado a la alimentación del vehículo. Su objetivo no es otro que salvar vidas cuando se produce un ataque cardíaco en ruta o en las proximidades al vehículo.

    Nuño Azcona destaca el liderazgo en cardioprotección del sector del transporte en España, un liderazgo abanderado por el metro de Bilbao, con sus 41 estaciones cardioprotegidas; desfibriladores en las 13 paradas del metro de Málaga, los dispositivos presentes en Ferrocarriles Vascos y varias empresas de transporte de viajeros por carretera. Todos estos proyectos han sido llevados a cabo por B+Safe.

    La cardioprotección del transporte es estratégica para actuar de forma eficiente contra muertes súbitas que se puedan producir en carretera o en el recorrido de ferrocarriles o el metro. Equipar autobuses, trenes y estaciones con desfibriladores y formar al personal es esencial para salvar lo más importante que existe: la vida.

    Tráfico camiones por autopistas de peaje aumenta un 4% hasta noviembre

    Renfe incrementa un 64% las suscripciones que permiten usar wifi gratis