11 - 12 - 2017

    Retos del transporte español ante la normativa comunitaria

    La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC), celebró el pasado jueves un seminario sobre la normativa social comunitaria en la que se abordaron varios de los retos a los que el transporte español deberá enfrentarse en los próximos años para garantizar su futuro y viabilidad.

    El seminario, que tuvo lugar en la sede de CEOE, se organizó alrededor de tres mesas redondas, moderadas por Fernando José Cascales, abogado y Ex Director General de Ferrocarriles y Transporte por Carretera.

    La inauguración fue realizada por Marcos Basante, presidente de la asociación, quien destacó que en la situación económica y social que estamos atravesando es evidente que todos tenemos que hacer un esfuerzo y que “ASTIC no quiere que el conductor sea el único responsable, pero si se le ha formado convenientemente y se cumple un código ético por parte de la empresa, el conductor tendrá que asumir su parte de responsabilidad”.

    En la primera mesa redonda, sobre el retorno a casa, participaron Diego Buenestado García, en representación de UGT, Juan Luis García Revuelta (responsable del Área Institucional e internacional de FSC y José Manuel Pardo Vegezzi (director técnico de ASTIC) y se analizó el tema no sólo como una clara cuestión social, sino un tema de competitividad.

    Los sindicatos coincidieron en que no se deben modificar las horas de conducción y de descanso, aunque mantuvieron que la situación aún está “un poco verde y aun no ven el camino final”. Reconocieron que la situación actual de diálogo social es un tanto “peculiar”, y es necesaria una visión global que abogue por una “dinámica de diálogo social en el sector”.

    Por su parte, José Manuel Pardo, en representación de ASTIC manifestó que la vuelta a casa es una reivindicación de la asociación desde 2006. Resolver el problema de la vuelta a casa contribuiría claramente a proteger al trabajador, pero también a mejorar su competitividad y rendimiento, lo que además redundaría en un mayor incremento salarial para el propio trabajador y una mayor protección social.

    La solución de modificación del reglamento 51/2006 propuesta por la asociación consiste en que “se pueda posponer el descanso semanal hasta 9 periodos de 24 horas”, pero solo para mercancías y para internacional y siempre que se cumplan determinadas condiciones. ASTIC, tal y como destacó su director general, Ramón Valdivia, “está siempre abierto al diálogo social y a la búsqueda de unidad de posturas en la Unión Europea”

    En la segunda de las mesas redondas se analizó la armonización del régimen sancionador. Para José Manuel Pardo el problema reside en que en la UE existe una normativa unificada, pero no existe la misma interpretación de las normas en todos los Estados miembro; ni se realizan los mismos controles; ni se realiza la misma categorización de las sanciones; y existen diferencias sustanciales en las cuantías de las sanciones dependiendo del Estado miembro.

    Por otro lado, preocupa la falta de conocimiento por parte de los conductores de los distintos procedimientos sancionatorios en la UE. Comparando unos países con otros, se desprende que el régimen sancionatorio español es mucho más severo que el del resto de la UE. Los representantes de los sindicatos también coincidieron en que existe disparidad y falta de armonización europea en el régimen sancionador, aunque es difícil comparar entre Estados miembros porque la filosofía que subyace en cada Estado es muy distinta.

    En última de las mesas se buscó dar solución al problema de los convenios colectivos Ignacio Falcó, abogado y representante de ASTIC en la Comisión paritaria, presentó una comparativa sobre los convenios en la UE, señalando que en Alemania la negociación colectiva sólo tiene eficacia entre las partes firmantes o que en el Reino Unido lo que las partes firman tiene prevalencia frente a todo y no existe interferencia judicial.

    El seminario también contó con la intervención de José María Lacasa, Secretario General de la CEOE, que trató los principales puntos sobre los que están trabajando y las reformas que se deberían llevar a cabo para dotar a la economía europea de una mayor flexibilidad. El seminario fue clausurado por Federico Jiménez de Parga, Director General de Transporte de la Comunidad de Madrid, quien manifestó que la labor de inspección de la actividad de transporte por carretera tiene una finalidad “de regularizar y ejemplarizar”.

    En relación con las convenciones colectivas, declaró que se pretende que haya cierta flexibilidad, que las condiciones laborales tienen que cambiar y el sector no puede seguir siendo “tan proteccionista” siempre “sin renunciar a los derechos laborales de cada uno”.

     

    Más de 5.000 viajeros inauguraron el AVE Madrid – Alicante

    Transporte eficiente, competitivo y sustentable

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.