21 - 11 - 2017

    Bulgaria y Polonia ejemplifican la mortalidad en carretera vinculada a velocidad

    Polonia-carretera

    La tendencia de mayor velocidad permitida igual a mayor índice de mortalidad se observa en el caso de Bulgaria y Polonia, ambos países con un límite en autopista de 140 kilómetros por hora, si bien con diferentes tasas permitidas de alcohol, de 0,5 gramos por litro para los búlgaros y de 0,2 gramos por litro en el caso de los polacos.

    Así lo testifica un estudio llevado a cabo por el comparador de seguros Acierto.com referente a los límites de seguridad y la tasa de alcohol permitida en los países de la Unión Europea con sus índices de mortalidad en carretera.

    En cuanto a los ratios de mortalidad en carretera, en el caso de Bulgaria es de un fallecido por cada 12.625 habitantes y en el de Polonia, de un muerto en carretera por cada 10.669 personas, ambos entre los mayores de Europa.

    En cualquier caso, resulta especialmente significativo el ratio de mortalidad en carretera de los países europeos con “tolerancia cero” al consumo del alcohol al volante, caso de Rumanía, República Checa, Hungría y Eslovaquia; todos, además, con un límite de velocidad en autopista de 130 kilómetros por hora

    Precisamente, el país rumano es el que sufre un mayor índice de mortalidad al volante de toda la Unión Europea, con un fallecido por cada 10.529 habitantes, mientras que checos, húngaros y eslovacos cuentan con un ratio de mortalidad en carretera de un muerto por cada 14.151, 16.502 y 18.243 habitantes, respectivamente, en todos los casos superior a la media europea.

    En el polo opuesto, los dos territorios de la Unión Europea con mayor tasa de alcohol en sangre permitida al volante, Reino Unido y Malta, ambos con un máximo de 0,8 gramos por litro, figuran asimismo entre los que arrojan un menor índice de mortalidad, con un ratio de un fallecido cada 34.240 y 36.364 habitantes, respectivamente, este último el menor de la Unión Europea.

    Malta es, asimismo, el territorio con un límite de velocidad más estricto de toda la Unión Europea, con un máximo de 80 kilómetros por hora en autopista, mientras que Reino Unido también se sitúa entre los países más restrictivos, con un máximo de 112 kilómetros por hora en dicho tipo de vía, solo por encima de Letonia, Estonia, Chipre y la propia Malta.

    En cualquier caso, además de alcohol y velocidad, también hay otra serie de variables que influyen en los niveles de siniestralidad de los diferentes países de la Unión Europea, como el estado de su red de carreteras, la antigüedad y nivel de mantenimiento de su parque móvil y la climatología.

    Acierto.com ya llevó a cabo un estudio a mediados de noviembre que determinaba que los conductores profesionales del transporte (taxistas, conductores de autobús, etc.), a pesar de estar expuestos a una mayor probabilidad de sufrir accidentes de tráfico debido a las horas que pasan tras el volante, se sitúan como el tercer colectivo con menos incidencias y solo un 18,7% de dichos profesionales declara haber dado algún tipo de parte en los cinco años anteriores.

    Fincantieri construye el buque más lujoso del mundo

    Delta reduce 304 millones de euros de gasto por combustible

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.