20 - 10 - 2018

    APPA Biocarburantes prevé la pérdida de cientos de empleos

    appa-biocarburantes

    APPA Biocarburantes prevá la pérdida de cientos de empleos en el sector de los biocombustibles tras la “grave” rebaja de objetivos de mezcla aprobada el pasado viernes por el Gobierno.

    Para la asociación, resulta además “inaudito” que el Gobierno presente este recorte como una fuente de estabilidad al sector y como un elemento capaz de crear empleo.

    El sector, indica la asociación, ha invertido 1.800 millones para poder producir biodiésel en España y ahora se encuentra con una medida que “contradice claramente la senda de cumplimiento del objetivo comunitario del 10% de energías renovables en el transporte para 2020 prevista en el Plan de Energías Renovables (PER)”.

    El consumo de biodiésel en España descenderá en 2013 hasta casi un 60% respecto al del año anterior tras esta rebaja de los objetivos de biocarburantes, mientras las petroleras se han estado aprovechando de los incentivos fiscales y del ‘dumping’ de las importaciones masivas, afirma la asociación.

    “Nos apuñalan por la espalda, con nocturnidad y alevosía. Nos dejan prácticamente muertos y encima dicen que lo han hecho por nuestro bien. Es una situación inaudita”, asegura el presidente de APPA Biocarburantes, Alfonso Ausín.

    En alusión a la exposición de motivos del Gobierno para aplicar el recorte, en la que se alude a que la norma garantizará “estabilidad al sector de los biocarburantes”, Ausín ironiza y considera que, “ciertamente, la muerte de un sector conduce a un estado de estabilidad total.”

    El presidente de APPA Biocarburantes considera también “increíble” que el recorte se incluya en una norma destinada a apoyar al emprendedor y estimular el crecimiento y la creación de empleo, cuando la medida “va a contribuir a la pérdida de centenares de puestos de trabajo y a la ruina de un sector industrial emprendedor”.

    La asociación también considera “falaz” que en la misma exposición de motivos del real decreto ley se afirme que esta medida, “en ningún caso, compromete el cumplimiento de los objetivos comunitarios previstos para 2020.”

    “La rebaja de la obligación es la puntilla para un sector destrozado por las importaciones desleales de biodiésel desde hace seis años”, señala Ausín, tras recordar que las plantas españolas trabajaron al 9% de su capacidad en 2012, frente al 15% de 2011 y el 21% de 2010, unos ratios a su juicio “totalmente insostenibles”.

    Fetransa, en desacuerdo con la nueva normativa que regula los tiempos de transportistas autónomos

    La IATA califica a 2012 como el año más seguro para la aviación

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.