17 - 11 - 2017

    Gas natural como combustible para vehículos industriales gana terreno al diesel

    gas-natural-deposito-combustible-iveco

    El gas natural como combustible alternativo está empezando a atraer a las principales flotas de transporte en todo el mundo por sus importantes ventajas económicas y ecológicas, a pesar de que hasta la fecha su uso ha estado frecuentemente ligado a operaciones en zonas urbanas como la recogida de residuos.

    De hecho, un vehículo de gas natural supone un ahorro de combustible de entre el 10% y el 20% respecto a uno con motor diésel. Además, estos vehículos tienen unas emisiones acústicas cinco decibelios inferiores y son menos contaminantes. Respecto a un diésel, un vehículo de distribución de gas natural reduciría en 24,1 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera en un año, tras haber recorrido unos 30.000 kilómetros.

    Iveco tiene en España una flota de unos 2.500 vehículos propulsados por gas natural (pesados, medios, ligeros y autobuses), el 82% del mercado total. Por ejemplo, en Madrid, de las 465 unidades de GNC (gas natural comprimido) dedicadas a la recogida de residuos urbanos, 380 son Iveco, el 81%. En Barcelona, de las 281 unidades en servicio, 266 son Iveco, el 94%.

    El crecimiento de este mercado está condicionado al crecimiento de la red de estaciones de servicio públicas de gas natural, que sigue siendo muy reducida. Actualmente hay 36 puntos de repostaje, principalmente en el corredor mediterráneo, Madrid, Barcelona y el País Vasco. Este año está previsto abrir otros 11 puntos de servicio.

    El metano es un gas natural no tóxico y menos inflamable que los vapores de la gasolina. Sus emisiones contaminantes son inferiores a las del gasóleo por lo que estos motores consiguen superar ampliamente los límites de la actual normativa Euro 6.

    La tecnología de gas natural está disponible para toda la gama de vehículos Iveco y garantiza una reducción de las emisiones de CO2 de alrededor del 10% y del 95% de las partículas, superando las exigencias de la normativa de emisiones Euro 6. Además el motor produce entre un 50% y un 75% menos de ruido que un vehículo tradicional.

    De media, la reducción de las emisiones acústicas para un Stralis de gas natural oscila entre los 3 y los 6 decibelios en comparación con un vehículo diésel de la misma potencia. Así, estos vehículos son más económicos que los tradicionales, con unos costes totales de explotación (TCO) hasta un 12% inferiores que los de un diésel, y hacen posible el transporte de una carga útil de hasta 29 toneladas en un trayecto de entre 300 y 700 kilómetros sin incrementar el efecto invernadero ni comprometer la calidad del aire.

    Por otra parte, el precio del GNC en el mercado es inferior al del gasóleo, lo que se traduce en una mayor rentabilidad para las empresas que lo utilizan y para los operadores.

    Iveco entregó los primeros 20 Stralis Hi-way euro 6 al Grupo Logístico Arnedo a finales de marzo. De esta forma, la empresa riojana de almacenaje, transporte y distribución de mercancías renovó su flota con Iveco “por su bajo impacto medioambiental, reducido consumo y la seguridad que ofrece el Stralis Hi-Way Euro 6”, según afirmó el propietario del Grupo, Javier Arnedo Rubio.

    Benidorm y Alicante compiten por los cruceros

    Royal Caribbean pierde beneficios

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.