21 - 11 - 2017

    Administración española trabaja en normativas viales adaptadas a equipaciones tecnológicas vehiculares

    tecnologia-vial

    Jaime Moreno, subdirector de Movilidad de la Dirección General de Tráfico (DGT), insiste en la preocupación por parte de la Administración del Estado en que normativas y regulaciones se adapten rápidamente a las nuevas equipaciones tecnológicas de los vehículos y que ayuden a conseguir el objetivo cero en 2020.

    Para el subdirector de Movilidad de la DGT, que realizó estas declaraciones durante la I Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial, “la tecnología es un gran aliado para conseguir las cifras de siniestralidad que ahora tenemos en España, donde somos el quinto mejor país de la Unión Europea en estas cotas y, por ello, del mundo, donde cada año hay 1,2 millones de víctimas mortales por accidentes de tráfico”.

    “Nunca aceptaremos tener una sola víctima y, por ello, aplaudimos el esfuerzo que hacen los fabricantes de vehículos para introducir mejoras tecnológicas, como en su momento fueron en el ABS o el ESP y ahora es el LDW (avisador de cambio de carril involuntario) o AEB (Asistente de frenada de emergencia)”, añadió Moreno.

    Afortunadamente, las directrices europeas acompañan el que los nuevos vehículos que se comercializan cuenten con estos estándares mínimos de seguridad. Son sistemas de los que no hay que saber mucho más que hacer una conducción normal para que nos ayuden a evitar problemas.

    Dos ejemplos claros, en palabras del subdirector de Movilidad de la DGT, de cómo contribuyen las tecnologías a mejorar la reducción de la siniestralidad vial los refirió en que gracias al LDW evitaremos los accidentes por salidas de vía, tan frecuentes en vías secundarias, y con el AEB, circulando a menos de 60 kilómetros por hora, permitirá que no haya casi atropellos o colisiones por alcance en el entorno urbano.

    La plena automatización requiere de un debate más profundo ya que no hay un conductor como tal y el factor humano no aplica. En España, a través de la DGT, se ha aprobado una instrucción que permite un marco de pruebas estable para que los fabricantes puedan realizar pruebas de estos vehículos con plenas garantías de seguridad.

    Jaime Moreno concluyó su exposición señalando que “en la DGT siempre buscamos el objetivo cero porque todos los accidentes son evitables y las tecnologías nos ayudan a conseguirlo”.

    La Asociación Profesional de Empresa de Formadoras en Seguridad Vial (Formaster) ya solicitó a las empresas que implementasen acciones para disminuir la siniestralidad laboral debida a los accidentes de tráfico.

    Uber lanza la aplicación uberX en Madrid

    Vantage ofrece cruceros familiares

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.