24 - 06 - 2024

    La Autoridad Portuaria de Sevilla visita las obras del Jardín de las Cigarreras

    Jardín de las Cigarreras

    Una representación de la Autoridad Portuaria de Sevilla, encabezada por el presidente de la entidad portuaria, Rafael Carmona, ha comprobado el grado de ejecución del proyecto ‘Jardín de las Cigarreras’. En concreto, los responsables técnicos de la obra han mostrado a la comitiva portuaria la evolución de los trabajos en superficie (edificios principales y zonas ajardinadas) tras finalizar la cimentación y el parking subterráneo que tendrá una capacidad para albergar más de 250 vehículos, según se informó en una nota de prensa.

    Los terrenos en los que se levanta el proyecto fueron concesionados por la APS en 2018 a la empresa ‘El Jardín de las Cigarreras, SL’ para la ocupación de la parcela situada en la Avenida Presidente Adolfo Suárez (denominada P-3). Esta obra, que comenzó en 2021, prevé estar finalizada a lo largo de 2024. Actualmente se encuentra en fase de construcción de los edificios principales. El primero con sótano, dos plantas sobre rasante y mirador; y el segundo, denominado Puerto Tartessos, compuesto por una primera planta y también un mirador, que estará dedicado a la restauración.

    El Jardín de las Cigarreras es una de las actuaciones más singulares de las que se ejecutan en terrenos de la Autoridad Portuaria de Sevilla. Una vez en marcha, supondrá un “estupendo mirador hacia el Guadalquivir”, ha comentado Rafael Carmona, presidente de la APS. El proyecto, ubicado frente al Muelle de Delicias, se incorpora a los trabajos de integración de esta zona del Puerto de Sevilla con la ciudad. “El objetivo es conformar un gran espacio para la ciudadanía”, señala Carmona, dotando la zona de servicios, jardines y oferta de ocio.

    Junto con el resto de la obra, se están finalizando también los trabajos en el paseo fluvial y en las zonas ajardinadas. En este sentido, uno de los hitos más sorprendentes de esta fase es la ubicación de un ejemplar de olivo con más de 900 años de antigüedad. Este árbol ha sido datado entre 1100 y 1150 d.c. por el técnico experto en cultivo de olivar, Luis Tomás Alcaraz, quien determina que el ejemplar “pudo plantarse en época de dominación almorávide” en una zona cercana al municipio portugués de Bejar.

    Se recupera el transporte aéreo de carga en Latinoamérica

    El tráfico de carga rodada entre Motril y Tánger Med aumenta su velocidad