24 - 11 - 2020

    La morosidad en el sector del transporte aumenta con la pandemia

    Morosidad transporte

    Durante los últimos años, la morosidad en el sector del transporte se venía reduciendo poco a poco. Pero, como en tantas otras industrias a lo largo de este 2020 marcado con la pandemia por coronavirus, de nuevo se han visto retrasos y deudas que afectan a las empresas españolas del sector.

    Ésta es una de las conclusiones principales a las que se llega con apenas echar un vistazo de la más reciente edición del Observatorio permanente de la morosidad y los pagos en el sector del transporte por carretera, elaborado en conjunto por Fenadismer y la Fundación Quijote para el Transporte.

    Los expertos de esta organización se tomaron el trabajo, para ello, de encuestar a cerca de 800 operadores a nivel nacional, todos ellos consultados durante el mes de septiembre, donde quedó a la vista que el plazo medio de pago de los cargadores a los transportistas es, ya, de 86 días.

    Respecto de lo que veníamos viendo en los meses anteriores se trata de un evidente retroceso, considerando que en agosto el registro obtenido había sido de 82 días y que, en el período anterior al Covid-19, estaba en torno a los 78 días, una cifra igualmente alarmante.

    Desde Fenadismer han señalado, con preocupación, que “el 72% de los pagos que se realizan a las empresas transportistas por parte de sus clientes incumplen la legislación vigente en materia de morosidad al superar el plazo máximo de 60 días a contar desde la realización del servicio”.

    Pero, siempre según este ente, especialmente grave resulta el hecho de que “un 29% de los clientes pagan en plazos de pago superiores a los 90 días desde la prestación del servicio”, lo que supone que 1 de cada 3 viajes recién se cobra unos tres meses luego de la contratación.

    Las nuevas medidas para reducir las emisiones de los buques

    Argentina celebra su primer Consejo Federal Portuario