26 - 09 - 2020

    Tarform Luna, la moto eléctrica futurista con 200 kilómetros de autonomía

    Tarform Luna

    Si cuando la industria de las motos eléctricas recién daba sus primeros pasos, estábamos acostumbrados a ver modelos sencillos, siempre al estilo scooter, ahora contamos con diseños para todos los gustos. Lo vimos en su momento con la Verge TS, y ahora también podemos notarlo gracias a la Luna, de Tarform.

    Es que la Tarform Luna es una de las motocicletas eléctricas más bellas que hemos visto en los últimos tiempos, un proyecto que esta startup tiene desde el año pasado y que, luego de algunos retrasos, finalmente se ha transformado en realidad, dejándonos ver una auténtica maravilla de la ingeniería.

    Este modelo vamos a poder conseguirlo en dos variantes, denominadas Tarform Luna Racer Edition y Tarform Luna Scrambler Edition, que a su vez contarán con una edición de lanzamiento o Founder’s Edition, que será la primera en llegar a sus propietarios, antes de la finalización de este año.

    Hay que aclarar que por el momento no se conoce el precio final de este producto en ninguna de sus versiones, aunque si se hace caso a las características podemos suponer que no serán nada económicas. Por caso, las nuevas Tarform vienen con un sistema de amortiguación opcional desarrollado por Öhlin.

    En cuanto a los aspectos en el que coinciden ambas variantes, podemos hablar de su motor eléctrico de 41 kW (55 CV), gracias al cual vamos a alcanzar velocidades de hasta 145 km/h, junto con una batería de 10 kWh que promete 200 kilómetros de autonomía, más que suficiente para los recorridos urbanos.

    Por último, hay que destacar que con sus costes, presumiblemente por encima de los 20.000 euros, competirán de manera directa con compañías que se vienen moviendo en este segmento, como por ejemplo Zero Motorcycles, que viene de anunciar una rebaja en sus motos parea este año.

    Byton cesa sus operaciones y podría declararse en bancarrota

    Aeroméxico se reestructurará financieramente y de forma voluntaria