26 - 06 - 2022

    Renfe sigue avanzando en la descarbonización

    Renfe sigue avanzando en la descarbonización en el transporte tanto de pasajeros como de mercancías, apostando por las redes electrificadas. El operador ha conseguido disminuir su huella de carbono en un 56% desde 1990.

    El Protocolo de Kioto es un acuerdo firmado a nivel internacional que constituye una referencia cuando se trata de luchar contra el cambio climático. Los países firmantes han adoptado diversas medidas para conseguir los resultados buscados por el Protocolo.

    En España el sector ferroviario fue en su momento uno de los más afectados por este acuerdo internacional, teniendo que hacer importantes cambios. Desde entonces, Renfe ha conseguido situarse en una media de 24,2 gr de CO2 emitidos a la atmósfera por unidad transportada, lo que supone una reducción de las emisiones de carbono de un 56%.

    En la actualidad el 89% de las operaciones de Renfe se llevan a cabo a través de redes electrificadas que combinan el uso de energías tradicionales con energías renovables.

    De cara al futuro, Renfe está evaluando la posibilidad de usar gas natural licuado y la pila de combustible de hidrógeno para sus trenes.

    La preocupación por el medio ambiente es cada vez mayor. De hecho, Renfe evitó la emisión de 3,5 millones de toneladas de CO2 en 2015.

    Continental aumenta su cuota de mercado en España

    Ikea tendrá central de compras online en Valls