24 - 10 - 2021

    La cadena de gasolineras low-cost Fast Fuel introduce la recarga eléctrica en toda su red

    La cadena de gasolineras low-cost Fast Fuel apuesta por la recarga eléctrica. Con este objetivo, la compañía ha incluido ya la pre instalación de puntos de recarga eléctrica en todos los establecimientos de su red, para que todo franquiciado que lo desee pueda instalar e incorporar con toda facilidad una parcela dedicada a electrolinera, según  informó en un comunicado.

    Sus estaciones de servicio se encuentran ya operativas de Madrid, Extremadura, Castilla La Mancha, Castilla y León, Andalucía y Asturias, además de una en Portugal.

    Asimismo, Fast Fuel ultima la puesta en marcha de 3 unidades más ubicadas en Madrid y Andalucía, y prevé comenzar en breve las obras de cuatro nuevas gasolineras repartidas por Madrid, Valencia y Andalucía que ofrecerán un amplio servicio a los conductores.

    “La filosofía de Fast Fuel se basa en apostar por la innovación y el desarrollo de nuevos productos y servicios que den respuesta a las crecientes necesidades de los clientes” ha afirmado Diego López, fundador y director general de la compañía.

    El modelo de negocio Fast Fuel ofrece desde estaciones de servicios pequeñas, y que solo requieren de 200 m² y de una inversión inferior a los 220.000 Euros, hasta grandes estaciones de servicio con hasta 4 surtidores preparados para vender aproximadamente 20.000 litros al día. Estas unidades pueden contar también con servicio de auto-lavado, la inversión necesaria para ponerlas en marcha ronda los 275.000€ y su facturación media es cercana al 1,5M€/año.

    BYD fabricó el coche eléctrico número un millón

    CTT Express duplica sus ingresos en el primer trimestre de 2021