25 - 11 - 2020

    Qantas celebró a lo largo su centenario: vuelo directo Londres-Sídney

    Qantas Airways

    Con un vuelo de prueba de 19 horas y 18 minutos entre Londres y Sídney, Qantas Airways celebró su centenario, en su plan de decidir la compra de aviones para lo que será la ruta comercial más larga del mundo.

    El servicio fue un vuelo de entrega reutilizado. El Boeing voló desde la fábrica en Seattle y partió de Londres con 50 personas a bordo para simular una de las rutas del “Proyecto Amanecer” de Qantas. Todas las emisiones de carbono fueron compensadas.

    El vuelo partió de Londres y voló a través de 11 países, incluyendo Inglaterra, Países Bajos, Alemania, Polonia, Bielorrusia, Rusia, Kazajstán, China, Filipinas e Indonesia antes de cruzar la costa australiana cerca de Darwin, siguiendo al sureste de Australia hacia Sydney.

    El vuelo del nuevo Boeing 787 Dreamliner llegado a Sídney directamente desde Heathrow sigue al realizado también sin escalas desde Nueva York el mes pasado.

    Son dos de los tres vuelos de investigación de Qantas, que apuntan a mejorar el bienestar de la tripulación y los pasajeros en los servicios de ultra larga distancia.

    Pero además, el vuelo inicia la celebración de sus 100 años de operaciones, que se cumplen en un año. El B787-9, matrícula VH ZNJ, llamado “Longreach”, con el número 100 en su librea, marcó el hito con el largo vuelo.

    Mutua Madrileña se mete de lleno en el negocio del coche compartido

    Cabify lanza una aplicación accesible para personas ciegas