22 - 09 - 2020

    Tratamientos de cosmética facial para cuidar la piel después del verano

    Tratamientos de cosmética facial para cuidar la piel después del verano.

    Durante el verano, nuestra piel sufre debido a la exposición al sol, el cloro, la arena, el viento, el calor y  los aires acondicionados, factores que pueden producir la aparición de dos síntomas muy comunes en esta época del año, como son: la deshidratación y un envejecimiento prematuro.

     Con la llegada del otoño es el momento para reparar los daños causados en nuestra piel. Para ello, es conveniente seguir tratamientos de cosmética facial para volver a regenerarla, recuperar la hidratación perdida y prepararla para enfrentarse a las agresiones del invierno.

     Las cuatro claves para regenerar la piel y devolverle la hidratación perdida son: limpieza, exfoliación, hidratación y nutrición.

     El primer paso fundamental es tener una adecuada higiene facial. Debemos  limpiar la piel, tanto por la mañana como por la noche, con un producto adecuado a nuestro tipo de piel para retirar las impurezas y a continuación utilizar un tónico para cerrar los poros. Y nunca, por muy cansada que estés, acostarte maquillada.

     Además, para eliminar todas las células muertas y renovar nuestra piel, es esencial realizar una exfoliación, peeling,  dos veces por semana.  No temáis por vuestro bronceado, ya que las exfoliantes actúan sobre la superficie de la piel, y la melanina se encuentra en las capas más profundas.

     Otro paso primordial es utilizar una crema facial hidratante, que nos ayudará a recuperar la hidratación perdida en los meses de verano y aportar elasticidad en la piel. Es aconsejable que estas cremas hidratantes contengan filtros solares, ya que el sol se encuentra en todas las épocas del año.

     El último paso es nutrir nuestra piel con una buena crema facial. Las cremas nutritivas  faciales, son las que se aplican por la noche, ya que cuando dormimos, la renovación celular es más acelerada que durante el día. Con estas cremas, además de nutrir nuestra piel, le dará elasticidad y retrasaré el envejecimiento.

    Finalmente, también podemos ayudar a nuestra piel desde dentro con hábitos de vida saludables como una dieta equilibrada, beber dos litros de agua diaria, no fumar y dormir bien.

    Ikea presenta un programa para mejorar las condiciones laborales de universitarios

    Feria Internacional del Libro tendrá lugar hasta el 3 de octubre

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.