28 - 01 - 2022

    Embalaje y etiquetado correcto de un producto

    Embalaje y etiquetado correcto de un producto

    Foto: Freepik

    El etiquetado y el embalaje de los productos son parte de la comercialización y tienen papeles muy importantes en el proceso. Además del etiquetado obligatorio, las etiquetas aportan información muy útil durante el envío y para los consumidores. A su vez, el embalaje protege los productos y los hace más atractivos al público, por lo que es imprescindible elegir bien ambas cosas.

    A continuación, vamos a conocer todos los detalles sobre el embalaje y etiquetado correcto de un producto para que cumplan la normativa vigente y su función de proteger e informar sobre la mercancía correspondiente.

    Embalaje para la mercancía

    Cualquier mercancía debe estar bien embalada para evitar complicaciones y problemas durante el transporte. Por este motivo, es sumamente importante contar con un embalaje adecuado para cada tipo de mercancía y, para ello, hay que conocer algunos de los tipos más utilizados que existen:

    • Los palets se utilizan para transportar mercancías en grandes cantidades o productos de gran tamaño ya que son muy resistentes y económicos. Además, la madera es fácilmente reciclable y respetuosa con el medio ambiente.
    • Los contenedores son habituales en el transporte aéreo y marítimo por sus grandes capacidades y por la facilidad para moverlos con grúas. También se reutiliza.
    • Las bolsas o los sacos son flexibles y económicos, pero tienen muy poca resistencia ya que suelen ser de plástico y de papel o de cartón.
    • La espuma de polietileno tiene una gran capacidad de amortiguación y es muy ligera, por lo que es especialmente útil para embalar productos delicados y pequeños. Sin embargo, su reciclaje es complejo.
    • Las cajas de madera son económicas, resistentes y están fabricadas con un material fácilmente reutilizable.

    Etiquetado correcto de un producto

    Las etiquetas son los elementos encargados de proporcionar información, bien sea durante el envío o ya en las manos de los clientes. Existen infinidad de tipos de etiquetas según su finalidad, ya que pueden ser las obligatorias para cumplir la legislación, las necesarias para el transporte o las adicionales para una promoción o para indicar y señalizar si la mercancía es peligrosa, por ejemplo. De hecho, el etiquetado forma un tándem perfecto junto con el embalaje durante el transporte precisamente por la información que pueden incluir sobre los materiales y el trato que debe recibir el paquete.

    El buen etiquetado de un producto no consiste en colocar solamente un papel bonito o la información básica, las etiquetas son muy útiles y necesarias. El diseño y la información de una etiqueta es muy importante y requiere un proceso minucioso. Para ello, nada mejor que contar con la experiencia de una empresa especializada en la fabricación de etiquetas para elegir el mejor formato, los materiales adecuados, el tipo de impresión, los colores y el diseño en general.

    ASP-B plasma ruta para reactivar los puertos alternos de Perú

    Ian Taylor se estrena en Ecuador con descarga de 5 mil coches