30 - 10 - 2020

    Coronavirus: Tres escenarios posibles para el transporte marítimo

    drewry

    La consultora de investigación marítima Drewry realizó un estudio para determinar los efectos del coronavirus, cuyo impacto a corto plazo ya ha afectado la industria del transporte marítimo y a las navieras, siendo China el principal foco del virus.

    Por ejemplo, aunque el transporte marítimo de contenedores no está tan expuesto a los problemas del coronavirus como las aerolíneas o el turismo, los datos que maneja la empresa son preocupantes: los operadores portuarios chinos indican que los volúmenes se redujeron en un 20-40% en las tres semanas del 20 de enero al 10 de febrero.

    A mediano plazo, Drewry cree que el impacto será manejable, siempre que el virus sea contenido a tiempo. Por ello, se barajan tres escenarios:

    En el primero, el más optimista, es difícil ver cómo el mercado de contenedores puede salir completamente ileso. “Aunque todos los puertos chinos, excepto el de Wuhan, han permanecido abiertos, no están operando a plena capacidad y sufren escasez de personal derivada de las restricciones de viaje y las medidas de cuarentena”, recalca la consultora, que además estima que las navieras buscarán ampliar sus opciones de abastecimiento como una forma de seguro.

    El escenario base de Drewry plantea lo más actual que se conoce: que las medidas de cuarentena están funcionando, aumentando con ello la probabilidad de que se reanude la actividad económica normal antes del segundo trimestre de 2020. “Pero a medida que aparecen más casos fuera de China el problema podría pasar a los principales centros de consumo de Europa y América del Norte”.

    En esta hipótesis, las navieras no tendrían más remedio que ampliar sus planes de reducción de la capacidad y, en el extremo de este resultado, considerar medidas adicionales, como el mantenimiento de la reserva y desguaces más drásticos, además de programar más itinerarios en blanco.

    En el escenario más pesimista, Drewry cree que el COVID-19 puede difundirse por el mundo, en base a las dudas de las estadísticas chinas, lo que llevaría a un rápido retorno a la política de cuarentena y a más interrupciones de la producción. “Es muy probable que se produzca una recesión económica mundial con el potencial de reducir significativamente los flujos de contenedores”.

    OMI estrena nuevo departamento para alianzas sostenibles

    La guía de ICS sobre el coronavirus para el transporte marítimo