19 - 05 - 2022

    El respiro en puertos californianos no genera emociones

    Desde hace algunas semanas se han reportado mayores movimientos de salida de cargas de los puertos de Los Ángeles y Long Beach (LA-LB), pero eso no satisface a los actores, que temen un nuevo repunte en el atasco.

    Los reportes indican que el número de portacontenedores que esperan para descargar en los puertos del sur de California, que alcanzó un récord de 109 buques en enero, se redujo a 48 el domingo 7 de marzo, el menor reportado desde desde septiembre. Antes de la pandemia, era inusual que más de uno o dos esperaran por un sitio de atraque.

    Aunque se anota una reducción en la inasistencia de trabajadores que se reportaron contagiados de COVID-19, la mejora se produjo tras la caída de los envíos entrantes en diciembre, y que poco repuntó en enero.

    Cifras como el tiempo de espera de los contenedores para ser movilizados también han disminuido desde máximos históricos.

    No obstante, las empresas que están en el centro de los atascos de la cadena de suministro no esperan que este respiro dure, ya que se debe a la pausa estacional en las importaciones que ocurre cuando las fábricas en Asia reducen o detienen la producción durante el Año Nuevo Lunar, recordó el Wall Street Journal (WSJ).

    Las exportaciones refrigeradas de Sudamérica, en el ojo del huracán

    El MSC Washington aprobó las pruebas de mar y gas