23 - 04 - 2024

    Recuperación de asientos y deformaciones en viajes

    Recuperación de asientos y deformaciones en viajes

    Por su escasa invasividad, ausencia de obras auxiliares e inmediatez en la puesta en servicio, las inyecciones de resinas expansivas son una solución eficaz para la conservación y el mantenimiento de carreteras.

    Las inyecciones de resinas expansivas son ya un tratamiento habitual en casos de asentamiento en edificación residencial e industrial. Sin embargo, este sistema puede aportar soluciones eficaces e interesantes en muchos otros sectores. En los últimos años, Geosec viene aplicando esta tecnología en pavimentos rígidos y flexibles, en aeropuertos, aparcamientos, carreteras y viales. 

    El uso de sistemas de inyección de resinas para recuperación de asientos y deformaciones en carreteras y calles presenta interesantes ventajas, consecuencia de su rapidez, escasa invasividad, ausencia de obras auxiliares e inmediatez de puesta en servicio.

    Los criterios de diseño de una calle o carretera vienen determinados por el PG3 (Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para obras de carreteras y puentes) y, además, por los Planes Generales de Ordenación Urbana, en el caso de calles o vías públicas.  

    Los pavimentos o firmes no suelen colapsar repentinamente, sino que se deterioran de forma gradual y progresiva. La acción continua del tráfico y del clima, así como el diseño y durabilidad de los materiales, son los factores principales que intervienen en el deterioro, daño o falla de las carreteras, por lo que será necesaria la reparación de pavimentos. 

    Atajar las deformaciones 

    Los criterios a seguir en los estudios y proyectos de rehabilitación superficial o estructural de firmes de carreteras en servicio se recogen en la Norma 6.3 IC: Rehabilitación de Firmes, de la Instrucción de Carreteras. En ella, se establece como herramienta fundamental la auscultación del firme. Junto con la inspección visual, resulta determinante la medición de deflexiones que se lleva a cabo mediante ensayos in situ normalizados. 

    La deflectometría mide la deformación, en centésimas de milímetro, de la superficie del firme al ser sometido a una carga y permite conocer la resistencia del pavimento ante el paso de vehículos. 

    En la Norma 6.3 IC, y mediante estudios complementarios a realizar preferentemente con equipos no destructivos de alto rendimiento, también se establece la necesidad de obtener información precisa sobre: 

    • Naturaleza, espesor y características de los materiales de las distintas capas del firme. 
    • Caracterización resistente de las capas y la adherencia entre ellas.
    • Características y capacidades de soporte de la explanada.
    • Origen y extensión de los deterioros observados. 

    En cuanto a la clasificación de patologías por deterioro en una carretera, remitimos al lector al útil Catálogo de deterioros en firmes del antiguo MOPU, en el que se tipifican las deformaciones, roturas y desperfectos tanto en firmes flexibles como rígidos o semirrígidos. Hundimientos, blandones, ondulaciones, grietas, escalonamientos, asientos, etc. Son algunos de los daños en un firme que pueden tener como causa el deterioro de su base de apoyo, buen por un diseño o ejecución deficiente, bien por eventos climatológicos u otras causas accidentales o recurrentes. 

    Estos deterioros son, por tanto, susceptibles de intervención de mejora del terreno bajo el firme mediante inyecciones de resinas expansivas, de eficacia ampliamente probada en soleras rígidas de todo tipo, tanto interiores como exteriores.  

    A este respecto, mencionar brevemente que las condiciones que debe cumplir un suelo para poder ser utilizado como explanada se establecen en la Norma 6.1 IC: Secciones de firme, de la Instrucción de Carreteras. En ella, se establecen tres categorías de explanada (E1, E2 y E3) en función del módulo de compresibilidad. Para cada categoría de explanada, se clasifican los suelos a emplear en las distintas capas y se definen sus características.  

    Para conseguir la mejora de la explanada deficiente o deteriorada, de forma eficaz y rápida, Geosec emplea, en función de la profundidad de suelo a tratar, una combinación de sus dos métodos de inyecciones de resinas expansivas: Soil Stabilization y See&Shoot. 

    Así, se replantea una malla de perforaciones en la zona a intervenir a través de las cuales se procederá a las inyecciones de resina expansiva en el terreno de apoyo del pavimento (explanada) con varios niveles de profundidad. Los niveles de inyección más profundos se realizarán con la tecnología denominada See&Shoot con la que se consolida y aumenta la capacidad portante de la explanada en zonas afectadas por lavados profundos, blandones o asentamiento de terraplenes. El procedimiento de control empleado, con ejecución de ensayos de penetración dinámica (DPM 30) y monitorización geoeléctrica E. R. T. 3D continua (antes, durante y después de las inyecciones), permite comprobar la efectividad del tratamiento.  

    A continuación, el nivel más superficial, inmediatamente bajo el plano de contacto suelo-pavimento, se consolida según el método Soil Stabilitation con un control por nivelación láser de precisión que permite la eliminación de los hundimientos y la reducción de las deflexiones a niveles admisibles, parámetro fundamental en la determinación de la aptitud de una carretera y que puede comprobarse con una campaña de deflectometría tras la intervención. 

    De esta forma, rápida y eficaz, Geosec puede contribuir a la conservación y mantenimiento de nuestra red de carreteras, infraestructura fundamental para el desarrollo de un país.  

    Información de la revista CERCHA. 

    Retos de la logística para ayudar al sector de la automoción

    Argentina construirá un terminal de cruceros en Tierra del Fuego