21 - 02 - 2024

    Retos de la logística para ayudar al sector de la automoción

    logistica automocion

    El sector de la automoción es uno de los grandes motores económicos del mercado de nuestro país y aquí la logística desempeña un papel clave. Y es que la complejidad de la producción hace que la rapidez y la precisión sean muy importantes por lo que los fabricantes de vehículos han de contar con una cadena logística segura y eficiente y que siempre garantice la puntualidad de las entregas.  

    Es en este punto en el que empresas como Maresa Logística se convierten en piezas esenciales. Esta compañía se encarga de la logística, grupaje y transporte de mercancía a Canarias, Baleares, Ceuta, Melilla, Andorra y Gibraltar, y cuenta con un amplio abanico de servicios entre ellos la logística destinada al sector de la automoción.  

    Cuáles son los retos de la logística en la automoción 

    Uno de los mayores retos en la actualidad dentro del sector del automóvil tiene que ver con que se cumplan todos los plazos en la cadena de suministro. Para ello es primordial la interacción con los proveedores, pero también con el resto de la cadena. Es decir, desde el transporte hasta el almacenamiento pasando por un control adecuado de inventario.  

    Y es que un automóvil está formado por miles de componentes que hacen que funcione de forma correcta. La falta de uno de esos componentes puede desencadenar graves consecuencias como que no pueda montarse y esto repercuta en pérdidas de tiempo y dinero. Contar con proveedores diversificados y especializados capaces de dar servicios ágiles y con precios competitivos se vuelve crucial.  

    Otro de los grandes desafíos de la logística en el ámbito de la automoción tiene que ver con problemas actuales a nivel global. Problemas como la situación generada por el coronavirus, la falta de microchips, que se producen en países asiáticos y han dejado a fábricas nacionales y europeas sin provisiones, la falta de contenedores para el transporte marítimo y las estimaciones de la industria del automóvil. Recordemos que según estas estimaciones, el 2022 sería un año en que todo mejoraría pero que el escenario normal de abastecimiento y producción no se alcanzaría hasta mediados de 2023.   

    Por todo esto hemos visto cómo, en los últimos años, proveedores de componentes como neumáticos, sistemas de frenos o elementos electrónicos, han modificado su logística interna y externa para poder transportar sus productos.  

    Con ello, y según los últimos datos conocidos hasta la fecha, durante 2021 un total de 4,33 millones de vehículos fueron desplazados a través de los servicios de transporte por carretera, ferrocarril y puertos, representando un descenso en el volumen del 5,1% en comparación con el año anterior. Los problemas comentados anteriormente fueron los principales factores que justifican estas cifras. Unas cifras que se sitúan lejos de los 5,5 millones de vehículos desplazados antes de la pandemia del coronavirus en 2019.  

    Como se puede observar, logística y automoción son dos sectores que han de interactuar de forma continua para maximizar la competitividad y optimizar costes en un entorno económico cada vez más globalizado.  

    Zaragoza, jornada Presente y futuro del transporte por carretera

    Recuperación de asientos y deformaciones en viajes