16 - 09 - 2019

    Opciones para aparcar en un aeropuerto

    parking-aeropuerto

    A la hora de coger un vuelo, el desplazamiento al aeropuerto es uno de los principales problemas que tiene que resolver el viajero, sobre todo si decide utilizar su vehículo privado, ya que sabe que tendrá que aparcarlo en las instalaciones aeroportuarias.

    Antes, la opción de aparcar en un aeropuerto era rápidamente descartada por las pocas alternativas que se ofrecían al usuario y por el excesivo coste que suponía. Sin embargo, en la actualidad existen una gran cantidad de opciones de aparcamiento que permiten al usuario elegir la que mejor se ajuste a sus necesidades (sobre todo en cuanto al tiempo de estancia) y así pagar un precio justo por la utilización del parking.

    Vamos a ver todas las alternativas de que dispone un usuario que necesita aparcar su vehículo en el aeropuerto:

    Aparcamiento en el parking general

    Las plazas de este parking están situadas muy cerca de la terminal y suelen estar cubiertas y con control de seguridad, por lo que ofrece al usuario mayor tranquilidad y confianza para aparcar su vehículo. A la hora de pagar, los cajeros automáticos están situados en puntos estratégicos para que el pago se realice de manera fácil y rápida y el usuario pueda llegar a tiempo a coger su vuelo.

    Aparcamiento en parking de estancias largas

    Este aparcamiento suele estar un poco más alejado de las terminales del aeropuerto y lo más habitual es que tenga un servicio de lanzadera para facilitar la llegada de los pasajeros a su punto de embarque. Normalmente este parking se utiliza para aparcar el vehículo más de cuatro días y es ideal para vacaciones o viajes largos. El precio se calcula por día y lo más habitual es reservar con antelación la plaza de parking en páginas como Reservarparking.com, aunque también se puede acceder sin reserva previa. Es más recomendable la reserva previa para poder beneficiarse de interesantes descuentos.

    Aparcamiento exprés

    El aparcamiento exprés se utiliza para recoger o dejar a pasajeros, de ahí que su ubicación posibilite la entrada directa a la terminal correspondiente. El tiempo máximo de estancia suele ser de unos 30 minutos. Al tratarse de una facturación por minutos, una estancia del vehículo superior a la media hora encarece bastante esta alternativa de parking.

    Aparcamiento low cost

    El aparcamiento de bajo coste, o low cost, es el que está más alejado de la terminal y es imprescindible utilizar el servicio de autobús del aeropuerto para llegar al lugar de embarque. Al tener un coste menor por día que los otros parking se utiliza para estancias largas del vehículo.

    Aparcamiento preferente

    Esta opción permite aparcar en las plazas de parking más cercanas a la terminal que se vaya a utilizar. Su precio es más elevado que otros parking y es la opción más utilizada cuando el usuario llega al aeropuerto con poco tiempo para facturar la maleta y coger el vuelo. Este tipo de aparcamiento se puede reservar con antelación y obtener importantes ventajas en cuanto a promociones y descuentos. Además, en caso de disponer de un vehículo eléctrico, suele haber algún punto de recarga dentro del recinto.

    Aparcamiento VIP

    También se le conoce como Valt y es el aparcamiento más exclusivo de un aeropuerto. El usuario ni siquiera tiene que aparcar el vehículo, tan solo tiene que entregar las llaves al personal que supervisa el parking y ellos se encargarán de aparcarlo. A la hora de recoger el vehículo, un operario se encargará de entregarlo sin que el cliente tenga que entrar en el parking. Además, durante la estancia del vehículo es habitual ofrecer servicios de mecánica rápida, limpieza, repostaje de combustible y, si fuera necesario, realizar la ITV. El usuario solo puede utilizar este parking mediante reserva previa.

    Parking de bicicletas y motos

    En los aeropuertos también hay plazas de aparcamiento destinadas a vehículos de dos ruedas como motos y bicicletas. Las zonas que no tienen vigilancia son totalmente gratuitas. Por otro lado, existen abonos anuales para usuarios de estos parking que acuden al aeropuerto de manera recurrente. Estos abonos ofrecen importantes descuentos respecto a la tarifa normal además de poder utilizar el parking preferente y el general si el usuario lo desea.

    Como vemos, la cantidad de alternativas a la hora de aparcar el vehículo en el aeropuerto cada vez se adaptan más a las necesidades del cliente y resulta fácil encontrar la mejor fórmula para pagar un precio justo en relación a la estancia del vehículo.

    Arranca la IV edición semipresencial del Máster Oficial en Marketing Digital (UCJC- ID Digital School)

    Ricaurte Vásquez es el nuevo administrador del Canal de Panamá