19 - 05 - 2022

    Buques GNL liberan un potente gas de efecto invernadero

    Una investigación sobre los buques GNL, que se consideran mucho más ecológicos, determinó que liberan a la atmósfera nubes de metano no quemado, un gas potente que promueve el efecto invernadero.

    Para llegar a estas conclusiones, el equipo de investigación usó imágenes infrarrojas.

    Fue así como Transport & Environment (T&E) demostró que los buques de GNL no son lo que parece. Ahora, con el informe en mano, denuncia que los políticos europeos están jugando con fuego al promover el uso de GNL, puesto que el metano tiene un efecto de calentamiento sobre el clima 80 veces superior al del dióxido de carbono (CO2) para un periodo de 20 años.

    T&E desarrolló su investigación en un día despejado de noviembre en el puerto de Róterdam, y utilizó una cámara de infrarrojos de última generación que cuenta con un filtro especial para la detección de hidrocarburos.

    T&E ha podido observar con claridad emisiones de metano en cantidades significativas provenientes de dos buques. El primero de ellos es el “Louvre”, un portacontenedores de CMA CGM propulsado por GNL. Las imágenes fueron revisadas por TCHD Consulting, una consultora de imágenes ópticas de gases.

    Delphine Gozillon, responsable del departamento de Transporte Marítimo de T&E, explicó: “Europa oculta un oscuro secreto en el mar. Al promover las embarcaciones de GNL, los dirigentes europeos nos conducen irrevocablemente a un futuro con una alta dependencia de este combustible fósil. Por muy «verdes» que los pinten, la mayor parte de los buques propulsados por GNL disponibles hoy en día en el mercado son mucho más perjudiciales para el clima que las embarcaciones de combustibles fósiles a las que se supone que deben sustituir”.

    Ocurre porque hay fugas de GNL en todo el proceso de suministro, pero especialmente en los propios motores que, según estos datos proporcionados por la Organización Marítima Internacional (OMI), se estima, en función del tipo de motor, entre el 0,2% y más del 3%.

    Por esta razón, casi el 80% del GNL se quema en motores con peores resultados en términos de emisiones totales de gases de efecto invernadero que los motores tradicionales que utilizan fueloil.

    Semar se hizo cargo de otra administración portuaria en México

    Reflotado el Ever Forward tras un mes encallado en EE.UU.