17 - 11 - 2018

    Convenciones de accesibilidad en los espacios comunes de los edificios

    accesibilidad edificio

    Aunque solo el 0,6% de los edificios cuentan con condiciones de accesibilidad universal -tal como afirma el estudio sobre Accesibilidad de las viviendas realizado por la Fundación Mutua de Propietarios– existen una serie de convencionalidades sobre cuáles deben ser los elementos y sus medidas para cumplir con las exigencias en materia de accesibilidad de los edificios impuestas tanto por la normativa estatalCódigo Técnico de la Edificación (CTE)- como autonómicas.

    A menudo, la primera barrera arquitectónica que encuentran las personas con movilidad reducida es el acceso al portal. Para cumplir con los criterios de accesibilidad, el acceso al portal desde la vía pública debe ser accesible y carecer de peldaños que dificulten el acceso. En caso de existir rampas de acceso para salvar la diferencia de altura, éstas deben tener una anchura mínima de 1,20m, y la pendiente máxima será de un 10% para longitudes de 3 metros, de 8% hasta 6 metros y de 6% para rampas que midan 9 metros de longitud.

    Las puertas principales de acceso, por su parte, también deben tener unas dimensiones mínimas de 0,90m de anchura para permitir el paso de sillas de ruedas y 2,10m de alto. En el resto de puertas, las dimensiones se reducen a 0,80m de ancho y 2m de alto. Así mismo, en todas las puertas debe existir un espacio libre de obstáculos que permita realizar un circulo de 1,20m de diámetro, que es el espacio estimado que se requiere para poder maniobrar con una silla de ruedas.

    La anchura estipulada para los pasillos es de 1,20m, distancia que permite la entrada de una silla de ruedas y de una persona en caso de que se produzca un encuentro. En caso de existir estrechamientos, no deben darse en zonas que puedan requerir maniobras.

    Buzones, timbres, interruptores y tiradores han de estar situados a alturas alcanzables por una persona en silla de ruedas, estipulada entre 0,40m y 1,20m.

    Aunque gran parte de las viviendas de nueva construcción ya están siguiendo estos convencionalismos, lo cierto es que aún queda mucho camino que recorrer en materia de accesibilidad. Según el estudio de Fundación Mutua de Propietarios, aún el 63% de los edificios no son accesibles desde el portal.

    Telefónica renueva la aceleradora de startups Wayra

    Dickinsonia es el animal más antiguo de la Tierra