22 - 03 - 2019

    ¿Cuáles son las causas en los fallos de la cimentación de edificios?

    cimentaciónLa cimentación es el elemento estructural encargado de transmitir las cargas de la estructura al terreno. Siendo ésta la base en contacto con el terreno cualquier modificación que sufra, tanto terreno como cimentación o una combinación de ambas, produce daños en el resto de la superestructura.

    De todos aquellos posibles tipos de patología que puede sufrir la edificación, son las patologías ligadas a las cimentaciones las que conllevan un mayor coste; debido a la complejidad propia de su reparación y también porque suelen involucrar a colindantes e incluso instalaciones públicas, motivo entre otros además de la seguridad por el que debe ser estudiada con carácter de urgencia.

    Las causas más frecuentes de fallos en las cimentaciones son muchas y muy variadas, pero pueden concretarse en las tres siguientes:

    • Causas derivadas de errores de proyecto: En este grupo podemos incluir tanto el desconocimiento de las características del terreno sobre el que sustentamos la edificación como aquellas debidas a errores de cálculo, tanto de cargas transmitidas como de resistencia a las mismas por parte del terreno.
    • Causas derivadas a errores de ejecución: Los defectos de ejecución normalmente responden a un deficiente Control de Calidad, es decir, los cálculos están bien realizados y en función de los mismos se establecen unos parámetros que no se han cumplido en la obra.
    • Anomalías producidas por el paso del tiempo, tanto en el terreno, como por ejemplo el lavado diferencial o cambios de volumen derivados de cambios de humedad o contenido en agua, como en la estructura, por degradación de los materiales usados en su construcción.

    Es imprescindible una adecuada diagnosis de las causas. Determinadas las causas de los daños, si éstos tienen su origen en la cimentación, se podrá plantear la forma de reparación más adecuada y también de qué forma solucionarlo con el menor perjuicio posible para el propio edificio y para los colindantes.

    Es una actividad difícil que debe ser analizada previamente por especialistas. La naturaleza de la cimentación existente y el conocimiento de las características mecánicas del terreno de apoyo son los elementos a investigar con el fin de determinar el verdadero origen de la patología producida. Una vez determinado solo falta arreglar.

    Zonas Atex: qué son y cómo hacer prevención en ellas

    Modificación en el impuesto de hidrocarburos a partir del 2019