23 - 05 - 2022

    Cartagena se posiciona como el primer puerto español en tráfico de graneles

    Cartagena se posiciona como el primer puerto español en tráfico de graneles

    La Autoridad Portuaria de Cartagena (España) se ha establecido como el primer puerto en tráfico de graneles, llegando a manipular más de 31,3 millones de toneladas de mercancías en 2021. A pesar de que esta cifra supone una bajada del 4,75% en comparación con el ejercicio anterior, la dársena ha consolidado su posición en el movimiento de graneles y como puerto importador.

    Es más, el ejercicio se ha destacado por el crecimiento de nuevos tráficos como aerogeneradores o chatarra, la potenciación de nuevas líneas de corta distancia como la de Canarias, y la parada técnica más larga de la historia de la Refinería de Repsol de Cartagena.

    Respecto a los graneles líquidos, que suponen alrededor del 70% de su volumen de negocio, el puerto ha superado los 24 millones de toneladas manipuladas, que representan un descenso del 4,25%, consecuencia de la parada técnica de Repsol y el acopio de carburantes que se produjo durante la pandemia por las restricciones de movilidad.

    Aún así, el recinto cartaginense sigue siendo un puerto clave para el tráfico de gas natural licuado con más de 2,6 millones de toneladas movidas, lo que supone un aumento del 16% respecto a 2020. Por su parte, el tráfico de graneles sólidos ha descendido un 5,42% hasta los 6,1 millones de toneladas, habiendo mermado la importación de cereal y reduciéndose el movimiento de carbón y coque.

    A parte de destacar como un enclave único en tráfico, el Puerto de Cartagena ha otorgado recientemente la urbanización de la dársena Escombreras a la constructora murciana SBA Infraestructuras, la cual ha presentado la mejor oferta con relación calidad precio para encargarse de las labores de urbanización de la zona sureste de la ampliación de la dársena Escombreras.

    El Puerto de Valencia acoge el proyecto piloto de ciberseguridad CyberSane

    El movimiento portuario en Brasil creció un 4,8% en 2021