18 - 09 - 2019

    Cargadores marítimos intentan adaptarse a la nueva normativa de límites de azufre

    Cargadores marítimos intentan adaptarse a la nueva normativa de límites de azufre

    Los cargadores marítimos están intentando adaptarse a la nueva normativa de la Organización Marítima Internacional (OMI) sobre la reducción de los límites de azufre. En realidad, el sector se muestra preocupado por el efecto que podría tener el reglamento sobe los costes, los contratos y los tiempos de tránsito de las navieras.

    De hecho, la consultora Drewry ha estado trabajando con docenas de cargadores para ayudarlos a prepararse ante los cambios que se producirán dentro de seis meses. Por su parte, los buques que operan en el mar Transpacífico, los cuales han renovado sus contratos anuales en mayo, se han tomado como referencia para las demás navieras.

    Para llevar a cabo el cambio de operativa, los cargadores deben informarse sobre las opciones disponibles, qué implicaciones tendrá la regulación de la OMI en sus actividades, así como revisar los recargos actuales por el coste del combustible, con el fin de comprobar si van en conformidad con los costes de las navieras y ver si realmente son justos.

    Los costes del combustible no deberían ser tan cambiantes ni para el cargador ni para la naviera, por lo cual se pretende diseñar un sistema que se adapte a los posibles cambios en los gastos esperados en esta materia.

    A parte de adaptarse a un nuevo entorno, el sector marítimo se preocupa por mejorar su logística. Por ejemplo, la naviera Maersk se ha añadido a las líneas de contenedores CMA-CGM y MSC en comprar contenedores inteligentes, al ser accionista de la compañía francesa Traxens, la cual se dedica al diseño de contenedores inteligentes. De modo que, las tres gigantes del sector marítimo contarán con el mismo porcentaje del accionariado.

    Puerto de Bilbao aprueba la ampliación de la Plataforma Marítimo Multimodal

    Puerto de El Callao perderá su título del más importante de Perú