26 - 11 - 2020

    Canal online de alimentación basa su funcionamiento en uso de microalmacenes automatizados

    Canal online de alimentación basa su funcionamiento en uso de microalmacenes automatizados

    El comercio electrónico ha extendido su alcance a nuevos campos, como el mercado de los perecederos y otros productos de alimentación. Se trata de un sector que abre la puerta a grandes posibilidades expansivas, sobre todo ahora que se están produciendo grandes cambios en los hábitos de consumo.

    Partiendo de una población que tiende a concentrarse en grandes núcleos urbanos, más la fuerte competitividad que impide aumentar los precios para conseguir una mayor cartera de clientes, el mercado online ve que la solución está en potenciar la automatización. En este sentido, el comercio electrónico busca espacios reducidos, sobre unos 1.000 metros cuadrados, el cual se encuentre bien ubicado y favorezca la agilidad en la gestión de pedidos.

    Cómo resultado, se facilita la rotación de stock y se amplía la colaboración con tiendas locales de forma que se cubren los pedidos en plazos inferiores a una hora. Para lograr que estos beneficios se hagan realidad en el mercado alimenticio online, los centros deberán centrarse en almacenar existencias con fuerte demanda, dejando para instalaciones más alejadas aquellos productos que se consumen menos.

    Por su parte, la compañía israelí Fabric, la cual prevé construir algunas de estas instalaciones, considera que estos microalmacenes automatizados se pueden implantar con una inversión asumible de unos tres millones de dólares, es decir, unos 2,7 millones de euros. Es más, esta clase de almacenes pueden estar operativos en un plazo de cuatro meses, con capacidad para manejar unas 12.000 referencias y operados por una docena de trabajadores.

    Otro aspecto que mejora la eficacia de los almacenes son los clasificadores verticales. En este ámbito, el fabricante especializado en el desarrollo y la producción de sistemas de transporte Ferag ha optimizado su clasificador vertical para el sector del comercio electrónico, la paquetería y la mensajería, modificándolo para que cumpla con las necesidades de sus clientes. Si bien la herramienta se dio a conocer en el evento logístico LogiMAT 2019, desde entonces los clientes han solicitado algunos cambios en su funcionamiento.

    HuelvaPort galardona la innovación con sus I Premios de la Logística

    La carga boliviana en el puerto de Arica cayó un 18,6%