20 - 03 - 2019

    Baleària estrena el primer ferry de GNL del Mediterráneo

    Baleària estrena el primer ferry de GNL del Mediterráneo

    El operador marítimo Baleària ha estrenado el primer ferry de Gas Natural Licuado (GNL) del Mediterráneo. Se trata del buque Hypatia de Alejandría, uno de los dos smart ships con los que navegará la compañía próximamente. En concreto, la embarcación ha hecho la ruta entre Barcelona y Palma (ambas en España).

    Antes de llegar hasta la ciudad condal, el ferry ha zarpado desde Venecia, donde se encuentran los astilleros Cantiere Navale Visentini, los cuales se han encargado de construir ambas embarcaciones, en las que la naviera ha destinado un total de 200 millones de euros.

    Tanto el buque Hypatia de Alejandría, como su gemelo Marie Curie  cuentan con una eslora de 186,5 metros y alcanzan una velocidad máxima de 24 nudos. Un aspecto importante a tener en cuenta es la capacidad de las embarcaciones, de hecho ambos buques pueden albergar hasta 810 personas, 2.180 metros lineales de carga y un total de 150 vehículos.

    Asimismo, las navieras disponen de motores duales para fuel y GNL, con una potencia de 20.600 KW, además de iluminación LED y control de trimado. Sin lugar a dudas, la tecnología juega un papel importante en estos navíos, por eso Balearia espera incorporar un sistema de monitorización de la propulsión de cada buque desde tierra, lo cual confirmará que funciona correctamente o detectará y resolverá incidencias a distancia.

    El principal objetivo de Baleària es que la mitad de su flota de ferries utilice GNL como combustible en un plazo de tres años, de forma que logre sustituir toda su flota en los próximos diez años. Por otro lado, Baleària y la naviera Fred Olsen han unido las Islas Canarias con el puerto de Huelva (ambas en España) con una frecuencia cada día todos los días de la semana. El objetivo de las dos compañías es lograr la ruta diaria.

    Puertos peruanos subieron en movilización de contenedores

    Puertos de Barcelona y Tarragona negocian su entrada en terminal de Monzón