16 - 06 - 2024

    Facility Managers reciben muchas quejas por climatización del entorno laboral

    climatizacion-oficina

    Los departamentos de Facility Management reciben gran cantidad de quejas relativas a la temperatura del espacio de trabajo y los ruidos generados por los sistemas de climatización.

    De los 350.000 kWh que representan la media de consumo anual de un edificio de oficinas convencional en Madrid, el 75% son consumidos por la climatización, así que el cuidado de estos sistemas influye directamente en los costes de los que es responsable el departamento de Facility Management.

    De las muchas soluciones que se plantean para estas cuestiones en el caso de nuevas construcciones, destacan las estructuras termoactivas, un sistema consistente en confiar el control de temperatura a la masa, no al aire.

    Para su construcción, se trata de insertar en la losa de hormigón unos circuitos de agua con la que se puede regular la temperatura del hormigón. Se convierte así la losa en un elemento radiante convectivo, aprovechando la inercia térmica del hormigón.

    El agua necesaria para calentar el ambiente únicamente necesita estar a una temperatura de 30º, lo que supone una gran diferencia con los aproximadamente 60º que necesita un sistema de radiadores. En invierno se usa el suelo para calentar el ambiente y en verano, el techo para refrescarlo.

    De esta manera, la superficie de toda la losa genera un control de temperatura que evita el estrés térmico del espacio: no hay zonas mucho más frías que otras, como ocurre con los sistemas de climatización por aire.

    Al mismo tiempo, al desvincular la climatización del aire, se evita el estrés acústico, ya que no es necesario renovar el aire por su temperatura, sino solo por su calidad. Esto se soluciona con sondas de CO2 que detectan cuándo es necesaria esta renovación, lo que implica un gran ahorro energético, tal y como explica el post de FM House.

    Otra ventaja que hay que señalar es que con este sistema se reducen los costes de construcción, ya que el sobrecoste que supone la construcción de los circuitos y el sistema de control se compensa con los ahorros en instalaciones técnicas de distribución de aire, automatización de equipos de climatización, etc.

    La informatización global de los sistemas y el continuo avance en la tecnología harán demandar a las organizaciones Facility Managers especializados en un futuro, lo que convierte a esta profesión en una carrera es que está en alza.

    Alemania obliga a pagar la Euroviñeta a camiones de 7,5 toneladas

    Canal de Panamá suspende la navegación

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.