17 - 10 - 2019

    Puerto de Motril aumenta las conexiones eléctricas para ferries atracados

    Puerto de Motril aumenta las conexiones eléctricas para ferries atracados

    El Puerto de Motril (España) ha aumentado las conexiones eléctricas para los ferries atracados en el recinto portuario. La iniciativa tiene el objetivo de disminuir el impacto medioambiental y los trastornos que generan las actividades logísticas en el entorno.

    De modo que, la Autoridad Portuaria ha decidido abrir una convocatoria para la ejecución del proyecto de adecuación de las instalaciones eléctricas dentro del propio recinto portuario, con el fin de que el enclave motrileño sea capaz de aportar los 800 Kilovatios necesarios para la conexión de los buques a tierra.

    Otra meta a conseguir es sustituir el consumo de gasoil por electricidad y así suministrar energía eléctrica de baja tensión a dos ferries simultáneamente para sus motores y generadores auxiliares.

    Para el desarrollo del proyecto, el enclave motrileño debe sustituir el cableado por otro de mayor sección capaz de soportar la nueva potencia, así como cambiar los centros de transformación y la monitorización de la red para verificar que la potencia suministrada es estable en el tiempo, entre otras.

    Al tratarse de nuevas formas de gestionar la energía de los buques, el embarcadero ha decidido establecer una serie de incentivos dirigidos a las navieras para que utilicen esta energía eléctrica, como la bonificación en un 50% de las tasas al buque, lo cual resultará en que los buques no emitirán cerca de 770 toneladas de CO2 al año.

    Por otro lado, el Puerto de Motril contará con una nueva grúa móvil en la terminal del operador logístico TMG, la cual lo ayudará a optimizar sus operativas en el recinto portuario andaluz. Se trata del modelo HMK 300 ES de Gottwald, el cual ofrece una capacidad de izado de 100 toneladas, lo que la convierte en la grúa con mayor tonelaje del enclave motrileño.

    Puerto La Coruña otorga la explotación de nueva terminal de graneles líquidos

    Calado del puerto de Buenaventura le resta competitividad