El sector inmologístico vuelve a coger impulso gracias al comercio electrónico