Gemelos digitales pueden mejorar los procesos de la cadena de suministro