27 - 01 - 2023

    Los guardianes del aire

    Los drones están despuntando como tecnología multi-sectorial de aplicación tanto en la distribución de pequeños elementos a nivel industrial como en la detección de amenazas sociales que deben ser reducidas a nivel estatal. Por ello, cada vez son más las empresas y los países que están llevando a cabo proyectos de investigación y de desarrollo de drones con vistas a la implantación futura y a gran escala de estos vehículos aéreos no tripulados.

     

    Defensores de la seguridad nacional

    A pesar de que las aplicaciones directas de los drones (y aquellas en las que se están enfocando mayoritariamente el desarrollo de su tecnología) residen en el ámbito de la distribución de mercancías, la principal aplicación de estos aparatos desde el punto de vista actual de los Estados es la seguridad nacional y la mejora del bienestar ciudadano.

    dron-sin-camara

    Por ejemplo, Japón busca implantar un sistema de reparto de medicinas a través de drones en zonas aisladas con pocas instalaciones médicas. El objetivo de Japón es empezar estas operaciones en 2018 con un sistema que, en un principio, permitiría que los aviones no tripulados transportasen medicamentos con receta, sangre para transfusiones y otras mercancías urgentes.

    Para la consecución de estas nuevas medidas, el Gobierno japonés deberá expandir las bandas de frecuencia actualmente establecidas y aumentar la potencia de salida de las estaciones base de redes inalámbricas.

    Además, deberá aprobar una nueva legislación que regule las rutas de drones y las mercancías que se podrían transportar ya que la ley aeronáutica japonesa actual prohíbe los vuelos de drones sobre zonas residenciales sin permiso del Gobierno y determina que durante el vuelo hay que respetar una distancia mínima entre la gente y los edificios, pero no regula las rutas de vuelo.

    dron-tierra

    Por su parte, la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos quiere instalar defensas antiaéreas para protegerse de la intrusión de drones con radares y lanzaderas que puedan detectarlos y, en caso necesario, derribar drones de hasta 25 kilos de peso y que vuelen a una velocidad de 360 kilómetros por hora.

    En el fondo, la agencia estadounidense teme que los últimos avances tecnológicos de la aeronáutica hagan peligrar las prisiones del sistema federal del país norteamericano ya que los drones permiten sacar fotos del área de las prisiones que podrían ser empleadas para planificar las fugas de presos y algunos aparatos son capaces de transportar hasta 10 kilos de carga, como rifles de asalto.

    Estos temores no son infundados ya que un dron aterrizó en el patio de una prisión estatal de Ohio en julio de 2015. El avión no tripulado contenía tabaco, marihuana y heroína.

    La Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos todavía no ha determinado qué tipo de medidas son las adecuadas para reducir los peligros de los drones al mínimo, por lo que podrían emplearse tanto interferencias de radio para “cegar” a los drones hasta francotiradores automáticos dirigidos por ordenador.

    El deseo de que los drones refuercen la seguridad de los ciudadanos no es exclusivo de Estados Unidos. De hecho, Australia prevendrá los ataques de tiburones a bañistas en sus costas  monitorizando los movimientos de estos animales a través de drones.

    dron-playa-australia

    En concreto, el estado de Nueva Gales del Sur ha impulsado un programa de cinco años y un costo de 11.5 millones de dólares para desplegar drones y helicópteros tripulados sobre las playas.

    Estos dispositivos vigilarán constantemente las zonas de costa y alertaran en tiempo real ante la presencia de cualquier anomalía que pueda ser indicio de la presencia de un tiburón en la zona. Todos esos datos serán recibidos por las autoridades locales y ciudadanos a través de la app para móviles “SharkSmart”.

    El uso de aeronaves no tripuladas en las costas es algo cada vez más frecuente. De hecho, Chile ya utiliza drones para ayudar a los socorristas en las playas mediante un dron con un salvavidas, al igual que ya ha experimentado España en sus playas.

    Por su parte, Galicia está impulsando un proyecto público-privado para favorecer el uso de drones civiles en la protección de los montes contra los incendios y la vigilancia de las costas. Asimismo, Estados Unidos cuenta con numerosos proyectos que unen mar y drones, desde investigar a las ballenas grises hasta controlar los flujos migratorios.

    La OTAN también prevé utilizar drones en pos de aumentar la seguridad mundial y desplegará drones en el Mediterráneo para frenar las amenazas del Estado Islámico, tal y como anunció el pasado mes de noviembre el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.

    dron-usa

    Según Stoltenberg, la “inestabilidad” y los “riesgos” del flanco sur están “muy cerca de las fronteras de la OTAN”, por lo que hay que iniciar medidas que hace unos años “nadie hubiese podido imaginar”, como el despliegue de drones en la base de Sigonella, en Sicilia.

    Roberto Pérez Antelo, arquitecto técnico y piloto de dron, explica que “por un lado se están desarrollando los drones para mejora de sus prestaciones de vuelo (sistemas de seguridad, tiempo de vuelo…) y por otro los equipos transportados. Estos son los más interesantes en lo que a investigación se refiere”.

     

    Potencial para las empresas privadas

    Los drones también están siendo codiciados por las empresas, especialmente por aquellas que ven en estos aparatos un modo de reducir costes de distribución y una revolución en el transporte de paquetería pequeña.

    Por ejemplo, la cadena de distribución Walmart ha solicitado permiso a los reguladores aéreos estadounidenses para utilizar drones en el reparto de productos a domicilio. La compañía ha realizado pruebas en sus instalaciones y pretende hacerlo también en el exterior. La nueva tecnología ha sido suministrada por la empresa china SZ DJI Technology.

    SZ DJI Technology

    Sin embargo, la firma de supermercados necesita una licencia de la administración federal de aviación para poder emplear drones desde los camiones de reparto hasta el domicilio del cliente.

    “Los aparatos voladores tienen un gran potencial para conectar nuestra red de tiendas y centros de distribución. El 70% de la población estadounidense tiene uno de nuestros establecimientos en un radio de ocho kilómetros, por lo cual las posibilidades de utilizar drones en la entrega de pedidos son buenas”, afirma Dan Toporek, portavoz de la compañía.

    Por su parte, la empresa DPD Group ha anunciado el diseño de un terminal de entrega de paquetes que garantiza todas las fases del proceso que un dron necesita para entregar un paquete, desde la carga del paquete, el despegue, el aterrizaje y la liberación del mismo.

    DPD Group ha realizado los primeros ensayos con un dron que llevó a cabo un vuelo de transporte completo y totalmente automatizado completando todas las fases de la entrega y volviendo a la estación base. Estos ensayos realizados en febrero de 2015 demostraron la fiabilidad de esta tecnología.

    El dron ha sido diseñado como parte del proyecto GeoDrone y transportó un paquete de tres kilos a una distancia de 1.200 metros. El objetivo de la nueva tecnología será la de ofrecer un medio para dar respuesta a diferentes situaciones de emergencia y para superar grandes obstáculos, como el acceso a zonas aisladas y las inclemencias meteorológicas.

    DPD Group

    Amazon, sin embargo, ha propuesto que se abra una ruta exclusiva en el espacio aéreo mundial para que drones, aeronaves no tripuladas, puedan entregar paquetes a sus clientes. La compañía ha defendido que se trata de un modelo audaz para abrir una línea comercial con estos robots por pueblos y ciudades de todo el mundo.

    El proyecto consiste en abrir una especie de pasillo o franja de entre 60 a 120 metros en el espacio aéreo. Así, se crearía una ruta exclusiva reservada a estos aviones no tripulados y equipados con sofisticados equipos de localización.

    El vicepresidente y cofundador de Amazon, Gur Kimchi, ha dicho que “el camino para garantizar la mayor seguridad es exigir que el nivel de complejidad del espacio aumente en la medida que lo hace la complejidad del vehículo”.

    La Autoridad Federal de la Aviación de Estados Unidos (FAA) ya rechazó en febrero de 2015 la propuesta sobre el uso comercial de los aviones no tripulados que planteaba Amazon. La empresa amenazó entonces con trasladarse al extranjero, ante lo cual las autoridades norteamericanas respondieron dejando la puerta abierta al uso de drones en la mensajería, siempre y cuando se pudiese garantizar la seguridad.

     

    El futuro del uso de los drones y su aplicación futura “es imprevisible porque se está a merced de la legislación, que a día de hoy es tan restrictiva que lo hace inviable”, explica Roberto Pérez Antelo, arquitecto técnico y piloto de dron. Sin embargo, Pérez Antelo explica que en hay un borrador de la nueva ley para poder verter luz sobre el futuro de esta tecnología.

    De momento, las primeras pruebas y trabajos resueltos con drones sugieren que estos aparatos han venido para quedarse y para revolucionar la industria logística y del transporte.

    eLogistics Forum finaliza con éxito en Madrid

    Perú tiene el mejor clima económico en América Latina

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.