28 - 09 - 2020

    El puerto de Valencia da comienzo al proyecto de formación FP Dual

    El puerto de Valencia da comienzo al proyecto de formación FP Dual

    El puerto de Valencia (España) ha dado comienzo al proyecto ‘FP Dual – Inmersión Portuaria’, por medio de la Fundación Valenciaport y en colaboración con la Generalitat Valenciana. Se trata de una iniciativa con la que se pretende modificar la formación para que vaya en armonía con las necesidades reales de las compañías del sector y a su vez se mejore la inserción laboral de la juventud.

    A través de este plan, los estudiantes de los Grados Superiores de Comercio Internacional y de Transporte y Logística recibirán educación como gestores de empresas transitarias y consignatarias. Asimismo, la Autoridad Portuaria, que cuenta con la participación de empresas del sector e institutos de educación secundaria, aportará un contrato con prácticas remuneradas.

    De modo que, los estudiantes recibirán 800 euros mensualmente durante los cuatro meses de formación dual. Es más, los participantes recibirán un total de 3.000 horas de formación, de las cuales 2.000 horas las pasarán en el instituto, 400 en la formación en centros de trabajo, 200 de inmersión portuaria y 400 de prácticas.

    Por el momento, los centros formativos que integrarán en septiembre esta iniciativa son Luis Suñer Sanchís, Pere Boïl y el Instituto de Educación Secundaria de Abastos. A través de este método de aprendizaje los alumnos mejorarán sus competencias laborales e incrementarán sus oportunidades de inserción laboral.

    A parte de innovar en educación, el puerto de Valencia se destaca por aportar la mejor conectividad de España, llegando a avanzar dos posiciones tanto a nivel europeo como mundial. De hecho, el enclave valenciano ha llegado a superar al puerto del Pireo y Bremen a nivel europeo, situándose por detrás de Rotterdam, Amberes y Hamburgo, mientras que a nivel global ocupa el vigésimo primer lugar.

    El puerto de Tuxpan suspende los gastos de sanidad a los buques

    Grimaldi elige el puerto de Tenerife como enlace para el transbordo de mercancías