25 - 09 - 2020

    Combustible bajo en azufre disminuye su precio debido al coronavirus

    Combustible bajo en azufre disminuye su precio debido al coronavirus

    La entrada en vigor de la nueva regulación de la Organización Marítima Internacional (OMI) el pasado 1 de enero de 2020, relacionado con los límites de azufre, cambió la situación del sector marítimo inflando los precios del combustible marino entre un 35% y un 45%.

    Siguiendo la cadena de incrementos, también subieron los recargos que debían abonar los cargadores a las navieras en diciembre y enero, según indica la consultora Drewry. Al igual que los costes subieron, la crisis sanitaria global debido al coronavirus se ha encargado de bajar los precios, registrando un descenso del 35% en el combustible bajo en azufre entre el mes de enero y la primera mitad de marzo.

    La parte positiva de esta situación es que la porción correspondiente al combustible, la cual está relacionada con las tasas de carga también bajará sus costes. Como resultado, los operadores marítimos tienen acceso a un combustible marino mucho más barato de lo esperado.

    En este punto, cabe la posibilidad de que el coste extra que pagaban los cargadores por la norma OMI 2020 no cuente en la cantidad final, por lo menos hasta que la economía se normalice. Por su parte, Drewry recomienda a los cargadores que analicen sus contratos para comprobar si se pueden beneficiar de esta caída en el precio del combustible y de que la cantidad abonada sea la correcta.

    Aunque la bajada del combustible marino facilita la navegación, son muchos los enclaves que cierran sus puertas. Por ejemplo, Marruecos ha prohibido las escalas de barcos de recreo, cruceros y otros navíos utilizados para el transporte de pasajeros en sus enclaves la semana pasada, con el objetivo de limitar la propagación de la pandemia de coronavirus.

    Sector marítimo internacional da pasos en la reducción de emisiones

    Puertos españoles cierran la entrada de buques de pasajes y cruceros