27 - 05 - 2019

    Comercio electrónico español tiene buenas expectativas para 2019

    Comercio electrónico español tiene buenas expectativas para 2019

    El comercio electrónico español tiene buenas expectativas para 2019, ya que el 94% de los e-commerce espera crecer este año, en comparación con el 6% que estima una caída de las ventas, según indica el estudio ‘Evolución y perspectivas de e-commerce para 2019’, realizado por la agencia de marketing Kanlli.

    Entre los canales que más ventas online reportarán en España, se destaca el segmento de salud y farmacia, así como los servicios B2B. En cuanto a los dispositivos preferidos que utilizarán los usuarios a la hora de comprar online, el informe indica que los smartphones se consolidarán como medio hegemónico para las compras de comercio electrónico este año.

    Por otro lado, el 24% de las tiendas online prevé que las ventas móviles supondrán entre el 50% y el 75% de las ventas totales en 2019, respecto al 17% de los marketplaces considera que los sectores de moda, ropa y complementos canalizarán la mayoría de las compras online a través del móvil.

    En lo que respecta a las perspectivas de ventas en marketplaces, el 31% de los encuestados pronostica que los segmentos de alimentación y bebidas supondrán entre el 25% y el 50% de las ventas en 2019. Por su parte, las compañías españolas de e-commerce están adaptando sus negocios a la omnicanalidad, por lo que la mayoría de los comercios no espera que la integración omnicanal le suponga más de un 10% de sus ventas totales.

    Cabe destacar que, el comercio electrónico encara el crecimiento de la presión fiscal, tanto en España como en Europa. Debido al crecimiento exponencial del mercado online están surgiendo situaciones nuevas en las que las administraciones nacionales y europeas deben adaptarse. De hecho, Hacienda ha anunciado que se centrará en las ventas por Internet en 2019.

    Puerto de Valencia manipula 30% de los contenedores que transitan por España

    Bergé contará con terminal de accesos automatizados en el Puerto de Bilbao