18 - 11 - 2018

    El factor humano es fundamental para optimizar las cadenas logísticas

    Xavier-Farres-miebach-consulting-bien

    Xavier Farrés, consultor y responsable de desarrollo de negocio de Miebach Consulting España, remarca la importancia del factor humano en las cadenas logísticas de las empresas. “La capacidad para gestionar la parte emocional de las personas, la cultura de las organizaciones y los estilos de liderazgo son aspectos fundamentales para conseguir optimizar el rendimiento de las cadenas logísticas”.

    En opinión de Farrés, el reto del sector logístico en los próximos años es adaptarse a unas demandas de los clientes cada vez más exigentes, en parte porque la crisis económica ha obligado a las empresas a tomar decisiones estratégicas más valientes y ponen más presión sobre las cadenas logísticas.

    El directivo considera que los requerimientos para las empresas, en general, son la reducción de costes, la capacidad de respuesta, la gestión de las personas y la gestión de la tecnología.

    Farrés asegura que actualmente se libra una batalla de precios en los mercados ya que, con la crisis económica que sufre España, empresas y consumidores se han vuelto muy sensibles a esta variable. “En una situación en la que precio y promociones tienen tanto peso en el momento de decidir la compra, el entorno competitivo se vuelve más volátil”, afirma el directivo.

    De hecho, cada vez aumentan más las promociones de las empresas y en un plazo de tiempo más reducido. En opinión de Farrés, “en este contexto, tener la capacidad de responder con rapidez a una nueva tendencia o a una oportunidad de mercado, puede volverse una capacidad estratégica muy importante para las empresas”.

    Sin embargo, muchas compañías ya han llegado al tope de sus capacidades internas para mejorar eficiencias, por lo que el directivo de Miebach Consulting España considera que, para seguir mejorando, “es necesario aumentar los ámbitos de actuación, ya sea analizando cadenas logísticas continentales o globales, o involucrando a otras empresas en procesos de colaboración para conseguir eficiencias conjuntas que no podrían alcanzarse de forma individual”.

    Para ello, es importante la tecnología aplicada a las cadenas logísticas en cuestión de planificación, gestión de almacenes, gestión del transporte, visibilidad y automatización de flujos. “Las empresas con mayor capacidad para seleccionar e implantar las soluciones tecnológicas óptimas para su entorno, sin duda van a ser capaces de generar ventajas competitivas”, determina Xavier Farrés.

    La FCC continúa introduciendo mejoras en el transporte por ferrocarril

    Ricardo Catelli: “Hemos pasado a la economía de la experiencia”

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.