17 - 05 - 2021

    El Puerto de Bilbao comienza a realizar un plan estratégico de descarbonización

    El Puerto de Bilbao comienza a realizar un plan estratégico de descarbonización

    El Puerto de Bilbao (España) está organizando un modelo estratégico que disminuye el consumo de energía, apuesta por la eficiencia energética y por la generación de energía a partir de fuentes renovables. Se trata de un modelo que va en conformidad con las políticas medioambientales europeas, españolas y vascas.

    De modo que, el enclave vizcaíno quiere realizar un análisis sobre las necesidades energéticas actuales y futuras, con la idea de establecer una ruta hacia la descarbonización de cara hacia el año 2050, a partir del análisis del potencial de renovables y las medidas de eficiencia energética.

    Para llevar a cabo este plan, se diseñará un plan estratégico de descarbonización de cara a 2050, que establezca las líneas prioritarias de trabajo, así como una hoja de ruta hasta 2030 con todas las actuaciones que se deban hacer y su debido sistema de evaluación y seguimiento.

    Asimismo, el trabajo contará con una herramienta que facilite la toma de decisiones a la hora de tomar medidas, la cual respete la transición ordenada, establezca una priorización de tecnologías y modelos de explotación.

    El Puerto de Bilbao ha abierto el plazo de licitación para el contrato relacionado con las labores de asistencia técnica que diseñen el plan de transición energética como solución a la descarbonización. Los trabajos cuentan con un plazo de ejecución de once meses, un presupuesto base de licitación de 88.136,40 euros y un valor estimado de 72.840 euros.

    A parte de este plan de futuro, el Puerto de Bilbao y la Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia han llevado a cabo una jornada en la que se han sabido las últimas medidas tomadas para afrontar la salida de Reino Unido de la Unión Europea, dentro del contexto TMCD.

    UECC mezcla biogás con GNL para disminuir su contaminación

    Cuatro países centroamericanos buscan interconexión ferroviaria