28 - 01 - 2022

    Puertos europeos se inquietan por la calidad del aire y consumo energético

    Puertos europeos se inquietan por la calidad del aire y consumo energético

    Los puertos europeos se inquietan por la calidad del aire y el consumo energético que producen las actividades marítimas, según ha indicado la Organización Europea de Puertos Marítimos (ESPO) en su informe medioambiental de 2019, el cual expresa las prioridades de las Autoridades Portuarias europeas en este sentido.

    En concreto, ocho de cada diez puertos de la Unión Europea toman en cuenta el cambio climático a la hora de diseñar nuevas infraestructuras. Asimismo, la relación con la comunidad local es muy relevante para las Autoridades Portuarias, sobre todo al ver que los ciudadanos están más informados que antes en cuanto al impacto de las actividades portuarias.

    En este sentido, el 80% de los embarcaderos europeos considera importante la transparencia, llegando a convertirse en su política medioambiental. Respecto a la sostenibilidad, más de la mitad de los enclaves europeos cuentan con conexiones eléctricas para los buques atracados, mientras que un tercio de ellos ofrecen el suministro de Gas Natural Licuado, principalmente a través de camiones y barcazas.

    Sin lugar a dudas, el sector marítimo está mejorando en los aspectos medioambientales, ya que el 71% de las Autoridades Portuarias cuentan con alguna certificación medioambiental, lo que supone un 17% más que en 2013, según indica la ESPO.

    El sector marítimo disfruta de una gran variedad de soluciones logísticas. Por ejemplo, el proveedor de soluciones de carga Kalmar ha lanzado el primer sistema de código abierto para la automatización de las terminales de contenedores. Se trata del sistema Kalmar One, cuya modulación y escalabilidad permiten una base segura para las actividades de manipulación de contenedores, indiferentemente de la clase de equipamiento, operativa o nivel de automatización de la terminal.

    Lidl reduce un 10% sus emisiones logísticas en el último año

    MSC abandona la ruta del Ártico para transporte de contenedores