23 - 09 - 2020

    El puerto de Santander da inicio a la conexión con Inglaterra e Irlanda

    El puerto de Santander da inicio a la conexión con Inglaterra e Irlanda

    El puerto de Santander (España) ha iniciado la conexión semanal con los puertos de Liverpool (Inglaterra) y Dublín (Irlanda) a través del operador marítimo CldN. De modo que, los clientes ahora cuentan con un servicio directo para el transporte ro-ro de camiones y de contenedores.

    En concreto la nueva conexión ro-ro permitirá el transporte de camiones, semirremolques, contenedores, mercancía estática sobre mafis y cargas de proyecto. El servicio partirá del enclave santanderino todos los viernes a las 20:00 p.m para llegar a Liverpool los domingos a las 18:00 p.m y a Dublín los lunes a las 10:00 a.m. Por su parte, el recorrido de vuelta comenzará desde Dublín los martes a las 18:00 p.m, escalando en Liverpool los miércoles a las 16:00 p.m y llegará a su destino final en Santander todos los viernes a las 14:00 a.m.

    Para cubrir esta conexión, CldN utilizará el buque ‘Victorine’ con 180 metros de eslora y capacidad para 170 semirremolques. Gracias a las modificaciones que está implantando la naviera, la actividad se ha llegado a multiplicar un 500%, desde su comienzo en las instalaciones santanderinas en 2016.

    Una de las razones por las que CldN ha decidido establecerse en Santander es que se trata de una instalación portuaria líder en tráfico ro-ro en la fachada Atlántica, con conexión directa, a través de autopistas libres de peaje y servicios regulares de ferrocarril hacia el centro de España.

    El recinto santanderino cuenta con más operadores, por ejemplo la naviera japonesa K-Line Car Carrier ha reiniciado sus operaciones en el puerto de Santander el pasado sábado 13 de junio con el buque Euphrates Highway, tras haber atracado anteriormente el navío Sirius Highway. La firma japonesa ha reanudado su actividad representada por la compañía Bergé.

    Maersk reiniciará su servicio de Perú Fedeer en el puerto de San Martín

    La terminal de graneles más moderna de España estará en Punta Langosteira