El buque más grande del mundo llega a los puertos de Barcelona y Valencia