15 - 12 - 2018

    Nicaragua apuesta por la agricultura, la construcción y la manufactura para impulsar su crecimiento

    Nicaragua apuesta por la agricultura, la construcción y la manufactura para impulsar su crecimiento Proyecciones de las autoridades monetarias y economistas independientes han estimado que los aportes de las actividades de la industria manufacturera, comercio, agricultura, pecuario y construcción permitirán a Nicaragua alcanzar un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de entre un 4,5% a un 5% en 2018. En concreto, según los analistas, el país centroamericano comienza el nuevo año con algunos indicadores bajo control: una inflación del 5,68 %, un deslizamiento de la moneda con respecto al dólar del 5 % anual, y un desempleo a la baja, aunque empujado por el mercado informal. Con un PIB de 13.857,5 millones de dólares y un ingreso per cápita de 2.167,3 dólares en 2017, Nicaragua proyecta crecer este año entre un 4,5 % a un 5 %, con una inflación que se situará entre el 5,5% y el 6,5%. Según las previsiones oficiales, Nicaragua creció en 2017 entre un 4,7% y un 5,2%. El PIB de Nicaragua creció un 4,7% en 2016; un 4,9% en 2015; un 4,6% en 2014; un 4,5% en 2013; un 5,6% en 2012; y un 6,2% en 2011, según datos oficiales. Al respecto, el Banco Central de Nicaragua en un informe denominado "Proyecciones Macroeconómicas 2017-2018" destacó que, "en términos generales, para 2018 se espera que Nicaragua mantenga un buen ritmo de crecimiento, entre 4,5 y 5,0%". Esa proyección de crecimiento está basada por los aportes de las actividades industria manufacturera, comercio, agricultura, pecuario y construcción, explicó. Hasta el tercer trimestre de 2017, el sector pecuario creció un 15,6%, el comercio un 9,6 %, el agrícola un 9,1%, la construcción un 9%, la intermediación financiera un 6,9%, la industria manufacturera un 5%, y acuicultura un 3%. Adicionalmente, el desempeño de los sectores vinculados a las exportaciones mantendrá su ritmo, impulsado por una recuperación de la economía mundial. Se espera, además, que continúen arribando flujos externos importantes como las remesas, los ingresos por turismo, la inversión extranjera directa y la cooperación externa, entre otros. La autoridad monetaria expuso que esas proyecciones macroeconómicas podrían verse afectadas por la volatilidad en los precios de materias primas relevantes, impactos derivados de las mayores tasas de interés internacionales, y evolución de políticas y contexto internacional. A nivel interno, la gran amenaza serán un año más los fenómenos meteorológicos por las afecciones que provoca en los cultivos.

    Proyecciones de las autoridades monetarias y economistas independientes han estimado que los aportes de las actividades de la industria manufacturera, comercio, agricultura, pecuario y construcción permitirán a Nicaragua alcanzar un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de entre un 4,5% a un 5% en 2018.

    En concreto, según los analistas, el país centroamericano comienza el nuevo año con algunos indicadores bajo control: una inflación del 5,68 %, un deslizamiento de la moneda con respecto al dólar del 5 % anual, y un desempleo a la baja, aunque empujado por el mercado informal.

    Con un PIB de 13.857,5 millones de dólares y un ingreso per cápita de 2.167,3 dólares en 2017, Nicaragua proyecta crecer este año entre un 4,5 % a un 5 %, con una inflación que se situará entre el 5,5% y el 6,5%.

    Según las previsiones oficiales, Nicaragua creció en 2017 entre un 4,7% y un 5,2%. El PIB de Nicaragua creció un 4,7% en 2016; un 4,9% en 2015; un 4,6% en 2014; un 4,5% en 2013; un 5,6% en 2012; y un 6,2% en 2011, según datos oficiales.

    Al respecto, el Banco Central de Nicaragua en un informe denominado “Proyecciones Macroeconómicas 2017-2018” destacó que, “en términos generales, para 2018 se espera que Nicaragua mantenga un buen ritmo de crecimiento, entre 4,5 y 5,0%”.

    Esa proyección de crecimiento está basada por los aportes de las actividades industria manufacturera, comercio, agricultura, pecuario y construcción, explicó. Hasta el tercer trimestre de 2017, el sector pecuario creció un 15,6%, el comercio un 9,6 %, el agrícola un 9,1%, la construcción un 9%, la intermediación financiera un 6,9%, la industria manufacturera un 5%, y acuicultura un 3%.

    Adicionalmente, el desempeño de los sectores vinculados a las exportaciones mantendrá su ritmo, impulsado por una recuperación de la economía mundial. Se espera, además, que continúen arribando flujos externos importantes como las remesas, los ingresos por turismo, la inversión extranjera directa y la cooperación externa, entre otros.

    La autoridad monetaria expuso que esas proyecciones macroeconómicas podrían verse afectadas por la volatilidad en los precios de materias primas relevantes, impactos derivados de las mayores tasas de interés internacionales, y evolución de políticas y contexto internacional. A nivel interno, la gran amenaza serán un año más los fenómenos meteorológicos por las afecciones que provoca en los cultivos.

    China Merchants Port Holdings interesada en Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Alicante

    Ayuntamiento de Alcázar de San Juan busca inversores logísticos