18 - 10 - 2019

    Transporte marítimo considera los sistemas híbridos de propulsión como su tecnología futura

    Transporte marítimo considera los sistemas híbridos de propulsión como su tecnología futura

    El transporte marítimo está empezando a considerar los sistemas híbridos de propulsión como su tecnología futura para cumplir con las exigencias medioambientales, en vista de la reducción del 0,5% en las emisiones contaminantes impuesta por la Organización Marítima Internacional.

    Entre los factores a tener en cuenta para seleccionar el medio de propulsión, las navieras piensan en el coste del ciclo de vida o el combustible. En este sentido, los sistemas de propulsión híbridos presentan ciertas ventajas, como la ausencia de engranajes, su bajo mantenimiento y nivel de ruido, la facilidad de uso y control, así como la alta eficiencia, en comparación con el poco desarrollo tecnológico que ofrece la propulsión eléctrica actualmente.

    Cabe destacar que, la obligación de disminuir las emisiones y partículas contaminantes fomenta el cambio hacia una navegación más respetable con el medio ambiente, lo cual obliga a los armadores a buscar nuevas alternativas de ahorro y combustibles, como es el hidrógeno. Asimismo, el sector marítimo se ve impulsado a innovar en su tecnología de propulsión, desde los motores de combustión interna y las turbinas hasta la célula de combustible.

    Respecto a las soluciones híbridas integradas en remolcadores, el sector marítimo debe barajar una serie de posibilidades, pasando desde un consumo nulo hasta un nivel de consumo en el que se requiere una mayor potencia de propulsión, sin embargo todavía no existe ninguna innovación que aporte una solución integral.

    Los nuevos límites de azufre en el combustible entrarán en vigor próximamente, cambiando por completo el sector marítimo. De hecho, la nueva normativa podría fomentar la navegación lenta y los servicios de transbordo, según indica la consultora Drewry.

    Puerto de Huelva comienza su proyecto para ser hub logístico del frío

    Puertos de Tarapacá mantuvieron su movimiento en enero