18 - 09 - 2020

    Las medidas del Canal de Panamá para adaptarse al futuro

    canal de panama

    Las autoridades del Canal de Panamá han actuado de forma rápida ante las adversidades de los últimos años, sobre todo desde 2016, cuando quedó lista la ampliación de la vía interoceánica.

    En este tiempo el panorama ha cambiado. La crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19, las disputas comerciales y el cambio climático hacen que se pueda vislumbrar poco el futuro cercano.

    Pero, en el Canal de Panamá la decisiones han ido en línea con la adaptación casi en tiempo real.

    Algunas de las acciones han rendido frutos. El cargo por agua dulce fue una de las primeras soluciones implementadas con éxito, luego de que en 2019 la cuenca hidrográfica experimentara su quinto año más seco en 70 años, y permitió asegurar un calado constante tras menos de tres meses de su implementación en febrero.

    El objetivo es garantizar que el valor de los recursos limitados se tenga debidamente en cuenta en las cadenas de suministro mundiales, como fue visto en medidas similares introducidas por puertos en distintas partes del mundo que se conectan a vías interoceánicas.

    Esto ha permitido, además, tener una posición financiera sólida para hacer frente a los efectos de la pandemia de Covid-19.

    “En mayo comenzamos a ver tránsitos por debajo de nuestras proyecciones al inicio de nuestro año fiscal. Sin embargo, estamos seguros de que podremos mitigar los efectos del coronavirus, ya que nuestros dos primeros trimestres fiscales (septiembre 2019 – marzo 2020) se mantuvieron firmes a medida que la crisis evolucionaba”, comentó el administrador del Canal de Panamá, Ricaurte Vásquez.

    Maersk y Mercedes-Benz se comprometen a acelerar la reducción de emisiones contaminantes

    Los estibadores valencianos recibirán formación para la adaptación tecnológica del puerto