Barcelona impulsa una autopista ferroviaria hasta París y Alemania